Bielorrusia y el poder soviético (1917-1939) – 2ª parte

II.LA LIBERACIÓN, VERANO DE 1920.

Fronteras en diciembre de 1919. Nota: la línea negra hace referencia a las fronteras definitivas de entreguerras. Fuente: Wikipedia.

Józef Piłsudski (1867-1935), jefe de estado polaco, pasa revista a sus soldados en el Minsk ocupado. Fuente: Wikipedia.

Tras el triunfo del Ejército Rojo en el frente Este y el Sur ante las tropas blancas e internacionales, el gobierno soviético pudo respirar. Las ofensivas del Ejército Rojo se centraron en la defensa contra Polonia y en marzo de 1920 se liberaron numerosos territorios, aunque finalmente los polacos consiguieron detener la ofensiva.

Las autoridades soviéticas prepararon un nuevo golpe en la dirección Minsk-Bialistok- Varsovia. La ofensiva comenzó el 14 de mayo, pero volvió a fracasar  en sus objetivos, aunque aseguró algunos territorios en torno a Lepel. El fracaso llevó a las autoridades soviéticas a aumentar sus esfuerzos en el frente bielorruso. Además, el 12 de junio de 1920 se firmó la paz con la Lituania burguesa (en Kaunas, ya que Vilno, considerada capital por los lituanos había sido ocupada por los polacos), lo que permitió concentrar todavía más los esfuerzos en Polonia. El acuerdo de paz incluía la entrega a Lituania de Vilno y de otros territorios que los bielorrusos consideraban suyos, y que todavía estaba en manos polacas. La nueva ofensiva, con casi 170 mil hombres, iniciada en julio de 1920, fue un éxito y se recuperaron numerosos territorios. Minsk fue liberado el 11 de julio, el 14 Vilno, el 19 Grodno. En agosto de 1920 todo el territ,orio bielorruso estaba en manos soviéticas y la guerra se trasladó entonces al territorio polaco, lo que dio una nueva dimensión a los acontecimientos, ya que la guerra defensiva pasa a ser una ofensiva para extender la revolución internacional. Tujachevski, uno de los estrategas bolcheviques más destacados, habló incluso de no parar hasta Berlín. Sin embargo los obreros polacos no se rebelaron contra su gobierno, sino que lo apoyan en la defensa. Además Polonia recibió importante ayuda de los países occidentales, especialmente de Francia, que trabajaban para arrasar el país soviético y no podían permitir que la influencia comunista se extendiera.

Fronteras en junio de 1920. Fuente: wikipedia.

Fronteras en agosto de 1920. Puede verse el gran avance soviético, el Ejército Rojo casi llega a Varsovia. Fuente: Wikipedia.

Mientras tanto, en las zonas liberadas de Bielorrusia se creó un gobierno provisional revolucionario, en el que destacaban bolcheviques como A. Cherviakov, V. Knorin, I. Adamovich, I. Klishevski, V. Ignatovski o A. Vainshtein. El 31 de julio de 1920 se proclamó la RSS de Bielorrusia, independiente y sobre bases socialistas.  Hasta la convocatoria de un Congreso Panbielorruso de Soviet, el poder lo ejerció el Comité Militar Revolucionario. El proceso fue apoyado por el Partido Comunista de Litbel, el CC de los sindicatos de Minsk y de la gubernia de Minsk y el CC del partido Bund.

La guerra continuó, aunque las partes están cada vez más agotadas. La ofensiva soviética llegó a las puertas de Varsovia, pero allí, el ejército de Tujachevski fue derrotado y tuvo que retroceder. El 12 de octubre se firmó un acuerdo preliminar de paz (en Riga, entre representantes de la Rusia Soviética, la RSS de Ucrania y Polonia, los intereses bielorrusos los representaba la parte rusa), pero las tropas polacas continuaron su avance.   De nuevo se reiniciaron las negociaciones de paz. El jefe del estado polaco, Józef Pilsudski siguió con sus intentos de ocupar Bielorrusia y el ejército de Bulak-Bulajovich inició una ofensiva en Mozyr, sin embargo fracasó y los bolcheviques detuvieron el avance.

Mijail Tujachevski (1893-1937), líder militar soviético. Fuente: wikipedia.

Soldados polacos muestran banderas y estandartes bolcheviques capturados tras la batalla de Varsovia. 1920. Fuente: wikipedia.

El 13-17 de diciembre de 1920 pudo celebrarse por fin, en Minsk, el Congreso Panbielorruso de Soviet, que fue dominado por los comunistas (155 delegados de un total de 218).

Ante la inminente firma de la paz y la retirada polaca de la guerra, la Rada Bielorrusa, sita en Varsovia creó una unidad para luchar contra el ejército Rojo en la zona de Slutsk, que abandonaron los polacos e iba a caer en manos soviéticas. Se creó una Rada o Consejo de Slutsk para oponerse a la entrada de tropas soviéticas y organizar alguna forma de resistencia. Sin embargo no pudieron hacer nada para detener al Ejército Rojo y se retiran hacia Occidente, entregándose a los polacos.

Finalmente el 18 de marzo de 1921 se firmó el acuerdo de paz definitivo entre las autoridades soviéticas y Polonia. Es la denominada paz de Riga.  La parte occidental de Bielorrusia (Brest y Grodno, así como la región occidental de Minsk y Vítebsk) quedó en manos de Polonia. Se trataba de un territorio de 112 mil km2 con 4 millones de habitantes, la mayoría de ellos bielorrusos, aunque había importantes minorías lituanas, polacas y judías en él. Supuso la partición de Bielorrusia. Presionados por la desastrosa situación del país en ruinas, las autoridades soviéticas decidieron aceptar un acuerdo injusto, parece ser que solo Bujarin votó en contra, cuando se discutió la paz en los órganos de dirección soviéticos. La Bielorrusia Soviética quedó reducida a un territorio de menos de 60 mil km2 con 1,6 millones de habitantes (las antiguas provincias de la gubernia de Minsk – Minsk, Borísov, Bobruisk, Igumen, Mozyr, Slutsk). Además las antiguas gubernias de Vítebsk y Gomel entraban en la composición de la RSFSR.

Caricatura soviética que ridiculiza el apoyo de las potencias occidentales a Polonia. El cerdo es Polonia, que está en brazos de Francia. En el documento que sostiene en las manos se hace referencia a las fronteras polacas de 1772, que deseaban recuperar los chovinistas polacos. Fuente: wikipedia.

Firma del acuerdo de Riga, 1921. Fuente: wikipedia.

Sin embargo el acuerdo sirvió para debilitar aún más al movimiento blanco antibolchevique, ya que el general blanco Wrangel perdió el apoyo de los polacos.

Para los políticos nacionalistas bielorrusos y ucranianos el pacto fue duro golpe, la estrategia de colaboración con Polonia o Lituania había fracasado, solos no tenían fuerzas para imponerse a los bolcheviques. Las fuerzas políticas bielorrusas quedaron dividas en cuatro grupos. Por un lado la Bielorrusia Soviética, con capital en Minsk. En Polonia la República Popular Bielorrusa, dirigida por Lutskiévich. En Kaunas-Kovno (Lituania) el gobierno de Lastovski. Y además un “gobierno libre” sostenido por el ejército Bulak-Balajovich en torno a la Rada de Slutsk (en territorio soviético, pero duró poco).

Caricatura independentista bielorrusa sobre la Paz de Riga, 1921. Fuente: wikipedia.

Polonia tras la Paz de Riga. Fuente: wikipedia.

Mientras Polonia y la Rusia Bolchevique discutían de un acuerdo de paz, y lo acababan firmando, el conflicto entre Polonia y Lituania fue cobrando cada vez más importancia. El 9 de octubre de 1920 unidades polacas, dirigidas por Ljucian Źeligowski ocuparon Vilno despueś de violar el alto el fuego (en teoría iban por su cuenta, pero en realidad contaban con el consentimiento secreto del gobierno de Pilsudski). El 12 de octubre, en torno a estos territorios ocupados por Polonia se formó la Lituania Media, un estado títere en manos polacas, donde hubo también lugar para los representantes bielorrusos pro-polacos, como Antón Lutskiévich. En enero de 1922 se celebraron elecciones, aunque parte de la población  las boicoteó (sobre todo lituanos y judíos). El parlamento (o Sejm) así creado anunció su deseo de integrarse en Polonia como una provincia autónoma. Las protestas de Lituania y Rusia, e incluso de la Liga de Naciones no cambió el transcurso de los acontecimientos. Después de la anexión los políticos bielorrusos ya no fueron más necesarios al gobierno polaco para mantener la pantomina y fueron apartados de los puestos de dirección.

Bandera del estado títere de Lituania Central, bajo influencia polaca (1920-22). Fuente: wikipedia.

Mapa de la República de Lituania Central, con capital en Vilno (ciudad reclamado por Bielorrusia y por Lituania). Fuente: wikipedia

Żeligowski y sus soldados en Vilno, 1920. Fuente: Wikipedia

Celebración en Vilno por la incorporación a Polonia, en 1922. Fuente: wikipedia.

En cuanto al gobierno de Bulak-Balajovich, que hizo funcionar una República Libre Bielorrusa en torno a Slutsk y que se había formado por una unidad militar bielorrusa que había luchado contra los bolcheviques junto a los polacos, en realidad se trataba de una unidad de guardias blancos, vinculada a Víktor Savinkov y cuyo objetivo no era tanto la independencia de Bielorrusia sino el derrocamiento del poder soviético. Tras la paz de Riga las fuerzas blancas y antibolcheviques no podían seguir teniendo su centro en Polonia.  La idea de Savinkov, Peremykin, Balajovich y otros era ocupar unos territorios que Polonia debía abandonar en favor de Rusia, e iniciar desde allí una campaña para acabar con el bolchevismo y llegar al mismo Moscú. Contaban con conseguir el apoyo de la población local campesina. Pero su intento se caracterizó por la desmoralización de los soldados, los pogromos, violaciones, robos y asesinatos, y la mayoría de la población de la zona respiró aliviada cuando las tropas del Ejército Rojo derrotaron definitivamente al ejército de Balajovich y Savinkov.

Respecto al gobierno de Lastovski, este se verá sin ningún apoyo y acabará disolviéndoses. Lastovski dejará la política y en 1927 se instalará en la URSS.

 El gobierno de la República Popular Bielorrusa (el RPB), será cada vez más débil, aunque seguirá existiendo. En 1923 el gobierno soviético anunció una amnistía política para los independentistas bielorrusos. Por eso muchos líderes decidieron regresar a la Bielorrusia soviética, como por ejemplo Lastovski, Tsvikevich o Lesik. Una minoría permaneció en las zonas occidentales de Bielorrusia (ocupada por los polacos y bajo una fuerte represión), como Lutskiévich, aunque eran partidarios de la unión de esas tierras a la Bielorrusia soviética. Para entonces la lucha contra el yugo polaco en Bielorrusia Occidental es dirigida por el movimiento comunista. Solo un grupo muy pequeño, dirigido por Krechevski, siguió luchando por la independencia total de Bielorrusia.

En cualquier caso el gobierno de la RPB, dominado por el grupo de Krechevski, siguió existiendo, de hecho incluso existe hoy en día y es el gobierno en el exilio más antiguo, en la actualidad tiene su sede en Nueva York. Su presidente fue entre 1919 y 1928 Piotr Krechevski (que falleció en Praga en 1928). En la actualidad la presidente de la RPB es Ivonka Survilla (residente en Canadá – por cierto, durante unas temporadas vivió en España, entre 1959 y 1965, trabajó en una emisora de radio de propaganda antisoviética en lengua bielorrusa). Como curiosidad, la RPB (ahora llamada República Democrática Bielorrusa) no reconoce a la Bielorrusia independiente (ni siquiera la gobernada por los nacionalistas tras la caída de la URSS). Por otro lado su influencia en Bielorrusia es nula.

Los territorios bielorrusos ocupados por Polonia, la Bielorrusia Occidental, no recibiero ningún tipo de autonomía, más bien el peso de la represión y la polonización forzosa. Solo en 1939 se conseguiría unificar Bielorrusia, cuando las tropas soviéticas liberaran el territorio del yugo polaco y lo unieran con la Bielorrusia socialista, sin embargo hay que esperar al final de la Segunda Guerra Mundial para la unificación definitiva de las tierras bielorrusas (aunque algunos territorios que los nacionalistas consideran bielorrusos siguieron sin pertenecer a Bielorrusia, como por ejemplo Vilno-Vilnius, actual capital de Lituania). De la situación en Bielorrusia Occidental, bajo el yugo polaco, se habló ya en su día, me remito al artículo de entonces, aquí.

Minorías étnicas en Polonia según el censo polaco de 1931. Puede verse que en las zonas orientales la población mayoritaria es bielorrusia y ucraniana, aún depués de varios años de políticas destinadas a polonizar las minorías. Ojo con el mapa, en él se refleja la etnia mayoritaria en la región, pero hay casos en los que la etnia mayoritaria era minoría (esto sucedía por ejemplo en algunas zonas orientales donde la población de otras minorías superaba en conjunto a los polacos, pero aparecen reflejados en el mapa como zonas polacas, ya que la etnia más numerosa era la polaca). Fuente: Wikipedia.

Representación de la Bielorrusia Occidental sobre un mapa actual de Belarús. Fuente: Wikipedia.

(Fin de la segunda parte. En los sucesivo los artículos se referiran a la RSS de Bielorrusia, dentro de la URSS).

Fuentes:

Chigrínov, P: История Беларуси (Historia de Bielorrusia). Editorial Polymia, Minsk, 2002. (Este libro puede ser consultado en internet en ruso, por ejemplo aquí, en la excelente biblioteca digital rusa Literatura Militar).

Semushin, D: Belorusszia rövid története (Breve historia de Bielorrusia). Editorial ELTE – Ruszisztikai központ, Budapest, 1996.

Distintos artículos de la wikipedia rusa, polaca y bielorrusa.

Anuncios

Los rusos y la “desestalinización”. Encuestas.

El Centro Panruso de Estudios sobre la Opinión Pública (VTsIOM, según sus siglas en ruso) es una de las agencias de encuestas más prestigiosas de los países formados a partir de la disolución de la URSS, además de ser la más antigua, fue creada allá por el 1987, todavía en la época soviética. Todos los años realiza encuestas sobre la opinión de la población rusa respecto a Stalin. Aunque su objetividad ha sido puesta en entredicho por algunos partidos de izquierda, especialmente por el Partido Comunista de la Federación Rusa, debido a su cercanía al presidente ruso y a los círculos capitalistas de ese país, me parecen interesantes los datos que muestran sus estudios, que refuerzan lo que otras estadísticas ya han dejado claro anteriormente, a saber: que a pesar de la propaganda brutal contra el régimen comunista y contra Stalin, la población rusa, en especial el sector de la población que vivió la época, tiene un buen recuerdo de ambos y no se ha dejado embaucar por las mentiras y las manipulaciones que están a la orden del día, y que por desgracia tanto han calado incluso entre los propios comunistas.

Stalin en la Conferencia de Yalta (1945) - Fuente: Wikipedia

Evidentemente toda encuesta debe ser tomada con ciertas reservas, y más aún en este caso, sin embargo algunos de los resultados me parecen curiosos y dignos de atención. Hay que tener en cuenta que la encuesta se realizó mientras tenía lugar  la discusión pública sobre la campaña por la “desestalinización” que se ha lanzado desde ciertos sectores de la sociedad y que ha sido bien recibida por los círculos dirigentes de la Federación Rusa, que la han adoptado como suya. Por eso mismo es una cuestión de actualidad y no solo una mera curiosidad. Los datos de la encuesta de este año fueron publicados el 27 de abril (2011) y se pueden consultar en ruso en la página del centro mencionado, en concreto aquí:

http://wciom.ru/index.php?id=459&uid=111561

La encuesta fue realizada a 1600 personas el 16-17 de abril del 2011, en 138 localidades de 46 regiones diferentes de la Federación Rusa. El error no supera el 3,4%.

El Stalinobus. En algunas ciudades rusas se ha pintado el rostro de Stalin en algunos autobuses para celebrar la Victoria en la Segunda Guerra Mundial. Este en concreto es un autobús de San Petersburgo. La foto fue tomada en mayo del 2010. (Fuente:http://epic-hero.ru/2011/05/15/stalinobus/)

En resumen:

– El 24% de los encuestados afirman que su familia sufrió en una u otra medida la represión estalinista. De ellos el 10% conocen los detalles, el 14% solo conocen el hecho de haber sufrido la represión, sin más. El 46% de los encuestados afirma que su familia nunca sufrió ningún tipo de represión. El 26% no saben nada del asunto.

Este dato es importante, ya que muestra que el 72% de la población (de los encuestados, para ser exactos), solo tienen conocimiento de la supuesta represión por la propaganda, los libros de “historia” (más bien yo diría de pseudohistoria), etc, no porque haya tenido algún contacto o conocimiento más o menos directo con la cuestión. En algún libro he llegado a leer que la represión de Stalin afectó poco más o menos a casi todas las familias del país… parece ser que los rusos (en teoría se encuentran entre los principales afectados) no lo ven así, ni de cerca. Evidentemente los datos de esta encuesta no sirven para establecer la medida de la supuesta represión durante la época de Stalin, que alguien afirme conocer en su familia a víctimas de la represión es muy poca información, aunque eso sí, los datos sirven al menos para desmontar teorías absurdas y sin ninguna base histórica, que hablan de la “población aterrorizada” y majaderías por el estilo.

– Como suele ser tradicional, cada año se eleva el porcentaje de los que tienen una visión positiva de Stalin, este año ha llegado al 26% (otras encuestas difieren y hablan de un porcentaje mucho mayor, pero bueno, centrémonos en esta). Y ha continuado la tendencia al descenso de encuestados que muestra su rechazo a Stalin, que por primera vez es, en una encuesta realizada por este centro, inferior al de los que tienen una visión positiva, y que son el 24% de los encuestados. El porcentaje de aquellos que tienen una imagen positiva de Stalin es más alto entre los mayores (40%) y los simpatizantes del Partido Comunista de la Federación Rusa (41%). Por el contrario, los que tienen peor imagen de Stalin son los simpatizantes de Rusia Unida (28%) – no lo olvidemos, el partido en el poder, actualmente, en Rusia.

– La mayoría de los encuestados tiene una imagen negativa de la “desestalinización” (45%), esta opinión destaca especialmente entre los simpatizantes del Partido Comunista de la Federación Rusa (59%) y el Partido Liberal Demócrata de Rusia (51%, es el de Zhirinovski), así como entre los mayores (50%) y los comprendidos en edades de 35-44 años (53%). Por el contrario solo el 26% de los encuestados se muestra favorable a la desestalinización (magro resultado teniendo en cuenta la presión de la propaganda y la cantidad de dinero que se gastan algunos para presentar a Stalin como una especie de Saurón del mundo real). Especialmente es característica esta opinión entre los simpatizantes de Rusia Justa (31%) y de Rusia Unida (34%). Sin embargo, es destacable que ni siquiera entre los que afirman haber tenido víctimas de la represión en sus familias, es dominante la opción favorable a la desestalinización, sino que se impone también una idea negativa de este proceso (46% frente al 30%). Este último dato me parece muy relevante.

Sello con la efigie de Stalin. Kirguistán, 2005. Fuente: Wikipedia

Pero más que dar yo una charla, dejo las tablas de resultados y que cada cual juzgue como le parezca. En algún caso menciono algún detalle tras la tabla correspondiente.

TABLA 1

¿Hubo entre sus parientes alguna víctima de las represiones de los años 30-40? en % (por año)
  2006 2011
Sí, sé bastante del asuntos por los relatos y archivos familiares (cartas, fotos) 10 10
Sé que entre mis familiares hubo represaliados, pero no conozco los detalles 17 14
Ninguno de mis parientes sufrió algún tipo de represión 47 46
No sé si entre mis parientes hubo alguna víctima de la represión o no 23 26
Es difícil responder a esta cuestión 4 4

TABLA 2

De entre estas dos opciones, ¿con cuál se siente más identificado?
  TOTAL Simpatizante de los siguientes partidos
PCFR PLDR Rusia Justa Rusia Unida Otros Ningún partido
La desestalinización es solo un mito, una palabra vacía que no tiene ninguna relacción con los problemas que debe afrontar el país, solo lleva a limitar la libertad de palabra y a deformar la conciencia histórica de los rusos, y además de manera tendenciosa 45 59 51 39 39 48 50
La desestalinización es una medida muy oportuna, Rusia no podrá avanzar, desarrollarse con éxito, si no se dá cuenta de los errores del pasado y los reconoce oficialmente. Y es el estado quien debe hacerlo 26 23 19 31 34 38 18
Es difícil responder a esta cuestión 28 18 30 30 27 14 32

NOTAS: PCFR – Partido Comunista de la Federación Rusa, PLDR – Partido Liberal Demócrata de Rusia.

Es curioso que dentro de las opiniones favorables a la desestalinización el porcentaje de partidarios de esta opción entre los simpatizantes comunistas es mayor que entre los del Partido Liberal Demócrata, o que entre los que no muestran ninguna preferencia, aunque entre las opiniones contrarias a la desestalinización el porcentaje mayor se de entre los comunistas. Esto muestra quizás hasta qué punto la propaganda antiestalinista ha calado en ciertos sectores que se consideran comunistas o simpatizantes. Es, cuando menos, un dato curioso.

TABLA 3

De entre estas dos opciones, ¿con cuál se siente más identificado?
  TOTAL ¿Hubo entre sus parientes alguna víctima de las represiones de los años 30-40?
No No lo sé
La desestalinización es solo un mito, una palabra vacía que no tiene ninguna relacción con los problemas que debe afrontar el país, solo lleva a limitar la libertad de palabra y a deformar la conciencia histórica de los rusos, y además de manera tendenciosa 45 46 50 39
La desestalinización es una medida muy oportuna, Rusia no podrá avanzar, desarrollarse con éxito, si no se dá cuenta de los errores del pasado y los reconoce oficialmente. Y es el estado quien debe hacerlo 26 30 24 28
Es difícil responder a esta cuestión 28 24 26 32

Aquí hay otro dato muy interesante a destacar, y es, como se ha indicado anteriormente, que la oposición a la desestalinización está presente incluso entre los que afirman haber tenido en la familia víctimas de la supuesta represión de Stalin. Entre ellos, el 46% ven de manera negativa el proceso de desestalinización frente a solo un 30% que lo ven de manera positiva. Esto, evidentemente, de por sí no tiene por qué indicar nada respecto a la época de Stalin, simplemente quizás indica que para muchos, la propaganda de la “desestalinización” va dirigida en realidad a ocultar los problemas reales del país en la actualidad, a desviar la atención, por ejemplo, y por eso lo rechazan. Seguramente hay varias explicaciones a esto (incluyendo la que he indicado), pero en cualquier caso es un dato muy llamativo.

TABLA 4

En su opinión, ¿el papel de Stalin durante su gobierno fue más bien positivo para el país o más bien negativo?
  2007 Enero 2011 Abril 2011
Más bien positivo 15 23 26
Más bien negativo 33 27 24
De igual manera positivo y negativo 37 38 39
Es difícil responder a esta cuestión 14 13 12

Otra cuestión importante aquí, en esta tabla, es que la valoración positiva de Stalin es muy superior a lo que parece, en realidad alcanza el 65% de los encuestados,  un 26% que tienen una imagen positiva, 39% que la tienen a la vez positiva y negativa, es necesario indicar este dato, porque la propaganda antiestalinista es bastante agresiva e intenta dar una imagen de Stalin como el mayor criminal de la historia, o incluso peor que Hitler, por supuesto cualquiera que sea capaz de dar el menor crédito a chorradas semejantes demuestra no tener la menor idea de historia, pero por desgracia, hay muchos, algunos incluso con título universitario. El hecho de que alguien se plantée una imagen más neutral y moderada de Stalin (que supone reconocer los lados oscuros de su gobierno, pero también la otra cara, la de los éxitos y la del lado positivo) es ya desde luego algo que se opone a la imagen maniquea, falsa  más propia de una mala película norteamericana o de una novela de fantasía, que de una opinión seria y fundamentada sobre los hechos.

Feliz Día de la Victoria

Cartel para el Día de la Victoria. Vologda, mayo 2011. (Fuente: http://epic-hero.ru/2011/05/15/stalinobus/)

La desestalinización: coartada para las élites en el poder y los fascistas

En los últimos tiempos no para de hablarse en Rusia del estalinismo y de la necesidad de la desestalinización. Se han escrito numerosos artículos en prensa o internet mostrando diferentes posturas sobre la cuestión. Uno de los que más me ha gustado ha sido la entrevista que le ha hecho el portal de noticias ruso REGNUM al politólogo ucraniano Andrei Manchuk. El experto muestra muy a las claras cuál es el significado real de la desestalinización. Os dejo aquí, traducido al español, el artículo de REGNUM, merece la pena.

http://www.regnum.ru/news/fd-abroad/ukraina/1393831.html

La “Desestalinización” – intento de crear una coartada para las élites en el poder y los nazis de hoy en día.

Como ha mostrado la experiencia ucraniana, la llamada “desestalinización”, en la práctica tiene muy poco en común con el contenido expresado por el término. Sobre este asunto el corresponsal de la Agencia de Noticias REGNUM en Kíev le ha preguntado, hoy, 12 de abril, al experto politólogo ucraniano Andrei Manchuk.

“A los iniciadores de esta campaña no les interesan las cuestiones históricas – ellos simplemente lo están usando para conseguir sus objetivos políticos en marcha. Cuando los políticos ucranianos muestran sus rostros empapados en lágrimas en recuerdo de las víctimas de la catástrofe del hambre o de la represión estalinista, en absoluto se guían por la necesidad de restaurar la justicia histórica, o por los intereses insoslayables de su propio pueblo. Y es que en los veinte años que llevamos de reformas de mercado, Ucrania, sin ningún Stalin, ha perdido más de seis millones de ciudadanos, y la mayoría de sus habitantes han quedado sumidos en la espiral de pobreza como resultado de la continua crisis social.

Además, los procesos de degradación social en la esfera socio-económica y cultural, en todos estos años, han estado acompañados de frases rimbombantes sobre la lucha con las consecuencias del pasado soviético” – subrayó el politólogo.

“En este sentido oculto de la modernidad, los eslóganes de la “desestalinización” parecen la lucha sin sentido contra los fantasmas del pasado. Sin embargo, de hecho, sus iniciadores persiguen objetivos políticos muy pragmáticos. La campaña ideológica antisoviética – a la cual, en última instancia, pertenece la “desestalinización” – está llamada a justificar la política criminal de las élites post-soviéticas, que ha llevado a una catástrofe social y a la pauperización de las masas populares. Pues ante los crímenes inventados o reales de la época soviética, exagerados por los propagandistas oficiales en los medios de comunicación, nuestra realidad, con la omnipotencia de los oligarcas, la impunidad de los burócratas y “guardianes de la ley”, y la completa indefensión emanada del poder del pueblo, parece no tan lamentable y desesperanzada. Y los tormentosos debates históricos siempre permiten desviar la atención de la situación de crisis en el país”, sigue su razonamiento Manchuk.

Y añade el experto: “En lugar de intentos de un análisis crítico y objetivo de la historia de la URSS por parte de la sociedad, se ha enquistado una concepción propagandística bidimensional sobre una época de mal absoluto, en comparación con la cual todos los males de nuestra actualidad “post-totalitaria” palidecen. Precisamente en esto reside el significado de la propaganda anticomunista. Volviéndose contra el pasado, en realidad sirve de arma de lucha por el futuro de Rusia y de Ucrania. La retórica anticomunista está dirigida no contra el sujeto imaginario enmarcado en la época soviética pasada. Sino que sitúa su objetivo en desacreditar deliberadamente cualquier otro proyecto de izquierdas para la reforma de nuestra sociedad, alternativo al proyecto actual de mercado y liberal burgués. Y al mismo tiempo, debilitar en nuestra conciencia las consecuencias palpables de su dominio de dos décadas en el espacio post-soviético.

Además de eso, la “desestalinización” crea una coartada histórica para actuales nazis de diferentes tendencias. Pues en última instancia, justifica la lucha contra “la URSS totalitaria”, que emprendieron sus líderes ideológicos – en sentido amplio, desde la OUN (Organización de Nacionalistas Ucranianos) y la UPA (Ejército Insurgente Ucraniano) hasta el ROA (Ejército Ruso de Liberación).

Es importante señalar, que las consignas de “desestalinización” han reunido, de manera al menos aparentemente paradójica a los partidarios de ideas liberales y fascistas , en la lucha contra las “graves consecuencias” del pasado soviético. Precisamente por eso las iniciativas anticomunistas de los activistas liberales en Rusia y Ucrania encentran un ardiente apoyo de los ultraderechistas. En Ucrania se reunieron en torno a Yuschenko, Timoshenko y Tiagnibok, y no hay razón para suponer que algo así no se repetirá en Rusia”.

Encuesta sobre preferencia de voto en Rusia (marzo del 2011)

El Centro Analítico Yuri Levada ha publicado su habitual encuesta sobre la intención de voto de los ciudadanos rusos. En concreto se ha preguntado a qué partido votarían si las elecciones a la Duma (el parlamento ruso) se celebraran este domingo. Los encuestados han sido 1600 ciudadanos rusos mayores de 18 años en 130 lugares diferentes de la Federación Rusa.

Los resultados han sido los siguientes:

1. Rusia Unida (el partido de Putin y Medvédev): 57 %

2. Partido Comunista de la Federación Rusa: 18%

3. Partido Liberal-Demócrata de Rusia (el de Zhirinovski): 10 %

4. Rusia Justa (de Serguei Mirónov, un partido socialdemócrata que muchos consideran otro de los grupos creados desde el Kremlin para debilitar al Partido Comunista):  7%

5. Partido de la Libertad de los Pueblos: 2%

6. Yábloko (liberales, pro-occidental): 1%

7. Otros: 2%

Logo del Partido Comunista de l Federación Rusa, dirigido por Gennadi Ziugánov. Es el principal partido de oposición en el país. Fuente: wikipedia

Comparando estos resultados con las encuestas realizadas por el mismo centro en los meses anteriores, la tendencia es un leve descenso de Rusia Unida, que está en los niveles más bajos de popularidad de los dos últimos años (con excepción de abril del 2010 donde estuvo en el 56%). Los comunistas suben, aunque no alcanzan el nivel de hace unos meses (20%). El partido de Zhirinovski baja algo, aunque se mantiene en el porcentaje que más o menos ha tenido en los últimos meses. Rusia Justa tiene una subida importante, del 4 al 7%, aunque tampoco alcanza su record de los últimos meses (8% septiembre del 2009).

El partido de la libertad popular se mantiene en el 2%. Es un partido reciéntemente creado, como coalición de varios partidos liberales y proccidentales, sus dirigentes son Nemtsov (por “Solidaridad”), Ryzhkov (Partido Republicano de Rusia),  Kasyanov (Unión Popular-Democrática de Rusia) y Milov (Elección Democrática). Se hablaba también de la posibilidad de que entrara en la coalición el Frente Civil Unido de Kaspárov, pero Milov lo ha rechazado decididamente.

Yábloko, otro partido liberal, importante en los años 90, durante el gobierno de Yeltsin, sigue siendo apoyado solo por un 1% de los ciudadanos, lejos de sus días de gloria. Se ve que después de la orgía liberal de los 90 a los ciudadanos rusos se han curado de espanto y no parecen muy dispuestos a dar su voto por este tipo de partidos.

Fuente: Levada, wikipedia

Published in: on marzo 29, 2011 at 20:44  Comments (3)  
Tags: , ,

Elecciones parlamentarias en Estonia (2): Resultados

El triunfo en las elecciones celebradas este domingo se lo ha llevado el  principal partido que forma gobierno, el Partido Reformista, que ha conseguido 33 de los 101 escaños del parlamento. El segundo partido de la coalición gubernamental, Patria- Res Pública, ha conseguido también buenos resultados, 23 escaños; en total la coalición sale reforzada de las elecciones con sus 56 escaños, un resultado más favorable que el esperado según las encuestas.

Reparto de escaños:

1. Partido Reformista: 33

2. Partido del Centro: 26

3. Patria-Res Pública: 23

4. Partido Socialdemócrata: 19

La participación ha sido del 63%, y en total 1/7 de los votantes efectivos ha hecho uso del voto a través de internet.

Elecciones al Riigikogu (Parlamento de Estonia) - Fuente: Comisión Electoral (http://rk2011.vvk.ee/chart_0.html)

Elecciones al Riigikogu (Parlamento de Estonia) - Fuente: Comisión Electoral (http://rk2011.vvk.ee/chart_0.html)

Comparando los resultados con los de las últimas elecciones, destaca especialmente la subida de los socialdemócratas (de 9 escaños a 19), el Partido Reformista y Patria-Res Pública suben ligeramente mientras que el Partido del Centro baja un par de escaños. Respecto a los resultados predichos por las encuestas, los cuatro partidos que han entrado en el parlamento han superado las espectativas, especialmente el Partido Reformista y los Socialdemócratas.

Los grandes derrotados han sido los Verdes y la Unión Popular que han perdido su representación parlamentaria (en el caso de Unión Popular ya la había perdido antes, por el abandono de sus diputados de las filas del partido).

De los 101 diputados, 11 son rusos. Hay que tener en cuenta que casi el 26% de la población del país es rusa, y hay una presión institucional muy fuerte sobre esta minoría étnica, muchos rusos ni siquiera tienen pasaporte estonio y no pueden votar en las elecciones. La gran mayoría de los diputados rusos pertenecen a partidos de la oposición: 9 de ellos se encuentran en las filas del Partido del Centro y uno en el Partido Socialdemócrata. El otro diputados ruso es del partido gobernante, el Reformista. El diputado ruso con más votos ha sido Mijaíl Stalnujin del partido del Centro (con casi 8.600 votos).  Nunca antes desde 1991 había habido tantos diputados rusos en el parlamento, aunque aún así, están muy por debajo de lo que se podría esperar por el porcentaje de población rusa del país.

Si en vez de al número de escaños conseguidos, atendemos al porcentaje de votos, los resultados habrían sido los siguientes (total de votantes que han ejercido su derecho: 573 mil):

1. Partido Reformista: 28,6% (164 mil votos)

2. Partido de Centro: 23,3% (133 mil votos)

3. Patria-Res Pública: 20,5% (117 mil votos)

4. Partido Socialdemócrata: 17,1% (98 mil votos)

Otros partidos, que han quedado fuera del parlamento: Verdes, 3,8% (22 mil votos), Unión Popular, 2,1% (12 mil votos); Partido Ruso; 0,9% (5 mil votos); Cristianodemócratas: 0,5% (3 mil), Partido de la Independencia (extremaderecha), 0,4% (2600 votos). Independientes: 2,8% (16 mil votos). De Izquierda Unida no he encontrado datos, pero me imagino que serán bastante malos (menos del 0,4%).

La oposición se ha quejado bastante por el sistema de voto por internet, desde el Partido del Centro se ha afirmado, por ejemplo (ya incluso antes de las elecciones), que no se dan las garantías para evitar un fraude y por lo tanto no es un sistema fiable.

Curiosamente, el candidato que ha conseguido más votos, ha sido el líder del partido de Centro, y alcalde de Tallin, el líder de la oposición, Edgar Savisaar, con algo más de 23 mil votos. Savisaar se ha convertido en el diputado que más votos ha conseguido en las elecciones estonias desde 1991. Andrus Ansip, primer ministro actual, habría recibido 18 mil (en las elecciones anteriores consiguió 22,6 mil votos). El número de votos recibidios por Savisaar seguramente será algo mayor todavía, ya que esta información se hizo pública cuando no se había acabado el recuento total.

Provincias de Estonia (maakond, pl. maakonnad)

Provincias de Estonia (maakond, pl. maakonnad). Fuente: wikipedia

En cuanto a la distribución geográfica de votos, en Tallin ha ganado con bastante ventaja el Partido del Centro, llegando incluso al 40% de los votos en el distrito electoral 2 (Tallinn-Centro, Lasnamäe y Pirita), mientras que los reformistas no han llegado ni al 22%. Solo en uno de los tres distritos electorales de Tallin (Mustamae, Nomme) han ganado los Reformistas (32,3%) frente al Partido del Centro (25,3%).En Tallin los socialdemócratas han tenido resultados por debajo de la media del país.

Además de eso, en otras ciudades importantes, como Tartu (centro del nacionalismo estonio) y Parnu, el partido más votado ha sido el Partido Reformista. En estas zonas, el segundo partido más importante ha sido Patria-Res Pública.

En algunas regiones del centro-este del país (aquellas donde la población rusa es solo una minoría pequeña), destaca el partido socialdemócrata, que ha ganado en el distrito 8 (Järva-Viljandi), con el 27,4% de los votos, por un estrecho margen sobre el Partido Reformista (27,1%). En otras regiones de la misma zona ha ganado el Partido Reformista, pero los socialdemócratas han conseguido muy buenos resultados, como por ejemplo en Lääne-Viru (segundos con el 24,9% de los votos frente al Partido Reformista que ha conseguido el 26,8%). También en las tres provincias del sudeste (distrito electoral 11), los socialdemócratas han logrado muy buenos resultados, 25,8% de los votos, frente al 26,9% del Partido Reformista.

En Ida-Viru, región  con mayoría de población rusa (el 71% de la población es rusa, su capital es Narva, la principal ciudad “rusa” de Estonia) el Partido del Centro arrasa, con casi el 55% de los votos. Los Reformistas apenas tienen el 12,6% de los votos, igualados practicamente por los socialdemócratas (12,5%).

En las provincias más occidentales del país (las islas y Lääne), ha ganado con ventaja el Partido Reformista. Lejos han quedado los socialdemócratas, aunque sus resultados han estado por encima de la media nacional (32,7% frente al 24,1%).

De los doce distritos electorales del país, en ocho ha ganado el Partido Reformista, en tres el Partido del Centro, en uno el Partido Socialdemócrata.

Riigikogu (Parlamento de Estonia, en Tallinn). Fuente: wikipedia

Riigikogu (Parlamento de Estonia, en Tallinn). Fuente: wikipedia

En cuanto a la formación del nuevo gobierno, parece bastante claro que se reanudará la coalición actual. Sin embargo hay incertidumbre en cuanto  al papel de los socialdemócratas, que ya estuvieron en el gobierno en coalición y ahora parecen inclinados a colaborar con ella, así que podrían también formar parte del gobierno.

Fuentes: Index.hu , Página Oficial de la Comisión Electoral, Regnum.ru, Wikipedia

Published in: on marzo 7, 2011 at 14:45  Comments (2)  
Tags: ,

Los rusos y Stalin

El prestigioso Centro Analítico Yuri Levada, especializado en todo tipo de encuestas y análisis de la situación social y política en Rusia, realizó en diciembre del año pasado una serie de encuestas en 133 poblaciones de la Federación de Rusia, en las que se preguntó a 1611 adultos por su opinión sobre Yeltsin, Gorbachov, Brezhnev y Stalin.

En el caso de  Stalin, la pregunta exacta era: En su opinión, ¿qué papel jugó Stalin en la historia de nuestro país?

El 11% de los encuestados afirmó que tenía una opinón completamente positiva del papel de Stalin. El 40% más bien positiva. El 21% más bien negativa. Y el 9% completamente negativa. El 19% de los encuestados no respondieron a la cuestión.

Esto quiere decir que la mayoría de los encuestados (un 51%) tiene una opinión positiva de la figura de Stalin.

 

Iosif Vissariónovich Dzhugashvili, también conocido como Stalin

Es interesante ver cómo ha cambiado la valoración de Stalin con el paso del tiempo. En la página del Centro Levada pueden consultarse los resultados de esta misma encuesta a lo largo de los años, desde el 2003. Entonces el 18% de los encuestados afirmó tener una imagen absolutamente positiva de Stalin, mientras que para el 35% su papel fue positivo, mientras que se expresaron de manera contraria el 21% (más bien negativa) y el 12% (completamente negativa).

 

Analizando un poco la tendencia puede verse que con el paso del tiempo, la imagen negativa del papel de Stalin ha perdido algo de presencia entre la población rusa (especialmente llamativa es la caída del porcentaje de las opinión radicalmente negativas sobre Stalin), mientras que también ha bajado bastante el porcentaje de aquellos que tienen una opinión radicalmente positiva de Stalin. Sin embargo sube mucho el porcentaje de los que tienen una imagen más bien positiva de su actividad.

 

Si solo nos fijamos en las últimas tendencias, la imagen de Stalin también tiende a mejorar.

 

En cuanto a los demás personajes por los que se pregunta en la encuesta, la verdad, no salen tan bien parados.

 

La imagen de Brezhnev entre la población actual rusa es compleja. Un 20% opina que su gobierno se caracterizó por el bienestar, y otro 20% opina que fue una época de estancamiento. La opinión mayoritaria, con el 24%, es que estas dos opiniones tienen parte de razón, y si bien en un principio, su gobierno se caracterizó por el bienestar, al final predominó el estancamiento, que acabaría, más tarde, llevando a la desaparición de la URSS. El 17% opinan que si bien en esta época surgieron numerosos problemas, fueron los “demócratas” y Gorbachov los que llevaron el país a la ruina. El 19% no contestan ante la cuestión. Viéndolo desde el punto de vista temporal, las opiniones positivas sobre la época de Brezhnev han perdido algo de fuerza.

 

Leonid Ilich Brézhniev, entre 1964 y 1982, fue el Secretario General del PCUS

Las opiniones sobre Gorbachov o Yeltsin son más bien de indiferencia o negativas. Solo un 14% de los encuestados tiene una imagen positiva o muy positiva de Gorbachov, mientras que el 38% la tiene negativa o muy negativa. El 41% es neutral, y 7% no contesta. Yeltsin, que tiene la ventaja respecto a los demás de ser apoyado por los poderes actuales, es recordado de manera positiva o muy  positiva por el 17% de los encuestados, y de manera negativa o muy negativa por el 35%, el 42% tiene una visión neutral sobre su figura y el 7% no contesta. En los últimos años ha mejorado algo la imagen de Gorbachov y más aún la de Yeltsin, me imagino que mucho tendrá que ver en eso la mejora de la situación económica en Rusia y el apoyo del gobierno ruso (no en el caso de Gorbachov, pero sí en el del borracho de Yeltsin).

Mijail Serguéyevich Gorbachov, Secretario General del PCUS entre 1985 y 1991.

 

Por lo demás, los encuestados también podían expresar su opinión sobre los procesos en general, no solo sobre las personas, al menos en el caso de Yeltsin y Gorbachov. La mayoría consideran que la perestroika causó un gran perjuicio al país (60%), frente a una minoría que considera que fue más bien positiva (18%). El 22% no responden a la pregunta. Es bastante clara la visión que tienen los ciudadanos rusos de la perestroika. En cuanto a la época de Yeltsin, no sale mucho mejor parada, un 59% de los encuestados la consideran como una época negativa, frente a un 20% que afirma que más bien fue positiva. Un 22% no contesta.

Los datos de la encuesta pueden consultarse aquí, en la página del Centro Levada.

Procedencia de las fotos: wikipedia y kimetz.org

Published in: on febrero 27, 2011 at 18:17  Comments (1)  
Tags: , , , ,

Moldavia (2): La región autónoma de Gagausia

(continuación)

3. LA REGIÓN AUTÓNOMA DE GAGAUSIA

Bandera de Gagausia (fuente: wikipedia)

Bandera de Gagausia (fuente: wikipedia)

Una región aparte, con un estatuto especial, dentro de Moldavia es la Región Autónoma de Gagausia o  Gagauzia (con capital en Comrat), al sur, donde viven la mayoría de los gagausos y búlgaros. La región tiene unos 156 mil habitantes, de ellos el 82% gagauses, el 7,8% moldavos,  el 4,8% búlgaros, el 2,4% rusos y el 2,3% ucranianos. El moldavo (rumano), el ruso y el gagauso son los idiomas oficiales de la región, aunque hay algunas poblaciones donde también lo es el búlgaro. En realidad la lengua más hablada es el ruso, que funciona como lengua franca (los gagauses no suelen conocer el moldavo).  El jefe político de la región es el Bashkan o presidente de Gagausia que forma parte, a la vez del gobierno moldavo, y es elegido en elecciones democráticas cada 4 años. Además existe un parlamento local (Halk Toploshu) de 35 diputados, elegidos cada 4 años también. Las elecciones no suelen coincidir con la de Moldavia. A diferencia del conflicto Moldavia-Transdniester, el conflicto Moldavia-Gagausia se solucionó de manera más o menos pacífica. El momento de mayor tensión se vivió entre 1990 y 1992, cuando se proclamó la independencia (como respuesta a la política nacionalista pro-rumana del gobierno moldavo y a la instauración del moldavo-rumano como idioma oficial), los nacionalistas moldavos reaccionaron con la “Marcha sobre Gagausia”.  Sin embargo los gagausos no tenían grandes ansias independentistas sin que más bien, sólo temían la política nacionalista de Moldavia. Un gran paso en la solución del conflicto fue el referéndum de 1994 en el que la mayoría de los moldavos rechazó la unión con Rumanía (supuso un inmenso chasco para los nacionalistas pro-rumanos). En las elecciones del mismo año los éstos fracasaron y el nuevo parlamento aprovó el estatuto de autonomía para Gagusia y Transdniester.  Las autoridades moldavas aceptaron el derecho a la independencia de Gagausia en el caso de que Moldavia se integre en un futuro en Rumanía. Para establecer las fronteras de Gagausia se realizó un referendum en las regiones donde al menos 1/3 de la población lo pedía, excepto en las regiones con mayoría de población gagausa donde no hubo referendum. En mayo de 1995 se celebró el referéndum en el que un 9/10 de la población participante voto en favor de pertenecer a la región autónoma. Así se creó una región de 30 poblaciones, entre ellas 3 ciudades. 9 poblaciones de la zona quedaron fuera (porque así lo decidieron en el referéndum), eran pueblos de población búlgara.

Escudo de Gagausia (fuente: wikipedia)

Escudo de Gagausia (fuente: wikipedia)

Como detalle curioso, se dice que el mejor vino de Moldavia (los vinos moldavos son conocidos por su calidad en todo la ex-URSS), proviene de esta región.

Se considera que los gagausos son la minoría étnica de Europa Central y oriental con más derechos (tienen gobierno y tribunales autónomos),  además del derecho a la independencia reconocido legalmente.

Hay también minorías de gagausos en otros países, como Ucrania (35 mil),  Bulgaria, Rusia, Kazajstán, Rumanía, Grecia y Turquía. Consideran su país “madre” a Turquía, país que además les proporciona bastante ayuda.

Sobre el origen de los gagauses y su lengua

Su origen no está nada claro, hay varias teorías, podría ser que fueran un pueblo de origen turco que habría emigrado a esta zona huyendo de los mongoles en el siglo XIII, o ser antiguos oguzos turcos (antigua tribu turca). Algunos han apuntado la posibilidad de que sean descendientes de antiguos búlgaros (los búlgaros antiguos no eran un pueblo eslavo sino de origen turco), o incluso que fueran en realidad búlgaros eslavos que habrían perdido su lengua pero no su religión.

De lo que no hay ninguna duda es de que su lengua es una lengua altaica emparentada cercanamente con el turco (de Turquía), el azerí y el turkmeno y también cercana al tártaro de Crimea. Tiene mucha influencia del ruso, el ucraniano, el búlgaro y el rumano-moldavo.

La lengua escrita se normalizó solo en 1956, primero en alfabeto cirílico, pero en 1996 se adaptó al alfabeto latino, siguiendo la influencia turca.

Más información:

Una canción tradicional gagausa

Otra canción, Yasa, Halkim, de Andrei Ivánov

Una revista on-line en lengua gagausa: Ana Sözü

(continaurá)

Fuentes: artículos de varias wikipedias. Revista Kisebségkutatás

Moldavia, una pequeña introducción

La República Moldava, también llamada Moldavia o Moldova es un pequeño país de Europa Oriental situado entre Ucrania y Rumanía.

Moldavia en Europa (fuente: Wikipedia)

Moldavia en Europa (fuente: Wikipedia)

El país surgió en 1991, con la desaparición de la URSS, y desde el principio tuvo serios problemas de identidad ya que para los rumanos es una parte de Rumanía, y por lo tanto rechazan su existencia como país y a los moldavos como pueblo independente. Por otro lado en su interior hay diferentes etnias y la convivencia entre los moldavos-rumanos y éstas no está exenta de conflictos. De hecho, la región del Transdniestrer o Pridnestrovie,  de mayoría de población eslava (rusa y ucraniana) no reconoció en su día la desaparición de la URSS, y temiendo que el país fuera absorvido por Rumanía, declaró la independencia, con ayuda rusa, aunque no ha sido reconocida internacionalmente. Veamos una pequeña introducción a Moldavia. La primera parte del artículo es más bien sobre su historia y datos básicos, luego habrá una segunda parte sobre las regiones autónomas y una última sobre los acontecimientos de los últimos días.

1. DATOS BÁSICOS:

Bandera de Moldavia (fuente: wikipedia)

Bandera de Moldavia (fuente: wikipedia)

Superficie: 33.843 km2. Población: 4,4 millones (3,4 millones sin contar Transdnistria). Capital: Chisinau (en moldavo-rumano) o Kishiniov (en ruso), de 660 mil habitantes.

Descontando Transdnistria, el 78,2% de la población es moldava (rumana- pero sólo el 2% de la población se considera “rumana”), el 8,4% ucraniana, el 5,8 % rusos, el 4,4% gagausos (pueblo turco pero de religión cristiana ortodoxa) y un 2% de búlgaros.  Por lo demás, el ruso es conocido y hablado por casi toda la población.

Hay una región autónoma, Gagausia y otra región, Transdniester que de facto es independiente.

Mapa de Moldavia con Gagausia y la región separatista del Transdniester (Fuente: wikipedia)

Mapa de Moldavia con Gagausia y la región separatista del Transdniester (Fuente: wikipedia)

Distribución étnica de la población (Fuente: wikipedia)

Distribución étnica de la población (Fuente: wikipedia)

2. BREVE INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

i) Hasta la Primera Guerra Mundial

El territorio moldavo actual, con la excepción de la región al este del río Dniester (de facto independiente en la actualidad de Moldavia)  ha recibido históricamente el nombre de Besarabia.  Formó parte del Principado de Moldavia, aunque éste era mucho mayor que la Moldavia actual ya que ocupaba parte de la Rumanía histórica. De igual manera a como la Rus de Kíev refleja el pasado de Rusia y Ucrania, este Principado Moldavo puede ser considerado el antecedente tanto de Rumanía como de Moldavia (aunque no es ninguno de los dos realmente). El centro de este principado siempre estuvo en lo que es hoy la moldavia rumana.

Entre el siglo XV y XVIII el principado de Moldavia fue estado vasallo del Imperio Otomano, aunque los turcos ocuparon varias regiones directamente.  Después, entre 1711 y 1812 Besarabia fue ocupada en diversas ocasiones por el Imperio Ruso en el transcurso de las guerras ruso-turcas,  pero sólo en 1812, por el Tratado de Bucarest, entró a formar parte oficial de Rusia, con el nombre de “Gubernia  de Besarabia”.  El resto del antiguo Principado de Moldavia se unió en 1859 a Valaquia (el nucleo de la actual Rumanía).

Hasta 1918 Besarabia fue parte del Imperio ruso.

La capital, Kishiniov era una de las ciudades de Europa con mayor porcentaje de población judía, así que se hicieron tristemente famosos los progromos antisemitas.

Durante la revolución de 1905, en la zona de Comrat los gagausos  crearon una república independiente de vida breve.

ii) La Moldavia bolchevique y la unión a Rumanía

Tras la revolución bolchevique, el 21 de noviembre de 1917 se formó un parlamento local, el Sfatul Ţării, que proclamó una república democrática, dentro de Rusia e incluye también a diputados en representación de moldavos del Transdniester. Fue la llamada República Democrática Moldava. Ante la extensión de la influencia bolchevique en la zona, los líderes del parlamento empezaron a negociar con el ejército rumano para mantener el poder.  El 14 de enero de 1918 el Rumcherod (el Soviet del Frente  rumano, del Mar Negro y de Odessa) tomó el poder en la capital y proclamó el poder soviético. El Rumcherod lo formaban sobre todo delegados bolcheviques y en menor medida eseristas de izquierda y anarquistas y miembros de otros partidos. Su líder era el bolchevique Vladímir Yudovski. El general ruso Dmitri Shcherbachev solicitó ayuda al ejército rumano, que cruzó la frontera y ocupó parte del país. A la vez, en muchos lugares se crearon soviet de campesinos que se unieron al Rumcherod. La mayor parte de Besarabia y la Gubernia de Jersón quedarán integradas así en la República Soviética de Odessa, dirigida por Yudovski. Sin embargo no pudieron oponerse  durante mucho tiempo al ejército rumano ni a las tropas austro-alemanas, y en febrero de 1918 éstas destruyeron la República Soviética. Antes, el 24 de enero de 1918 el parlamento burgués moldavo proclamó la independencia en las zonas ocupadas por el ejército rumano y finalmente, presionado por los rumanos, el 9 de abril de 1918 votó su unión a Rumanía, de acuerdo a ciertas condiciones. Sin embargo, esas condiciones no se tuvieron en cuenta en el momento decisivo, y cuando el parlamento votó su incorporación final, en noviembre de 1918, sólo una minoría de parlamentarios participaron en la votación (44 de 125).

República Soviética de Odessa (febrero-marzo 1918)- Fuente: wikipedia

República Soviética de Odessa (febrero-marzo 1918)- Fuente: wikipedia

El Tratado de París de 1920 reconoció las nuevas fronteras de Rumanía, pero la URSS no lo firmó nunca.

Por lo demás, la represión contra los bolcheviques fue brutal, en la ciudad de Bendery las tropas rumanas fusilaron a cientos de personas en la llamada “Valla Negra” y torturaron a varios miles.

La unión no fue un proceso exento de problemas, muchos no estaban de acuerdo con ella, entre otros los miembros de las minorías étnicas (gagausos, búlgaros y otros) y obreros influídos por ideas soviéticas. Así que hubo numerosas huelgas y manifestaciones (por ejemplo las huelgas de ferroviaros en Kishiniov). En muchos casos se produjeron violentos enfrentamientos entre las tropas rumanas y los manifestantes. En el campo hubo levantamientos campesinos y en la región oriental del Dniester surgió un movimiento partisano bastante fuerte. Hubo varios levantamientos, como por ejemplo el de Jotin en enero-febrero de 1919, a consecuencia del cual varios cientos de personas fueron ejecutadas por el ejército rumano sin ni siquiera juicio previo (se calcula que murieron además unos 10-15 mil personas y varias decenas de miles huyeron a territorio soviético, quizás alrededor de 50 mil, aunque hay bastante discusión en torno a las cifras),  también destacó el levantamiento bolchevique de Bendery (27 de mayo de 1919) o el de Tatarbunary (1924).

Además, durante la guerra civil rusa,  en mayo de 1919, se creó una  República soviética de Besarabia, con capital en Odessa.  Presionada por las tropas francesas y polacas se trasladó la capital a Tiraspol en agosto y se proclamó una especie de gobierno en el exilio, ya que ni Odessa ni Tiraspol formaron parte nunca de la Besarabia histórica.  En septiembre de 1919 desapareció también y gran parte de sus territorios estuvieron ocupados por los polacos hasta 1920.

iii) La Moldavia soviética de entreguerras

Después del triunfro de los bolcheviques en la guerra civil rusa, éstos intentaron que se realizara un plebiscito en la región para que la población pudiera decidir a qué país pertenecer, pero Rumanía se negó en redondo. Así que los soviéticos decidieron considerar Moldavia como un territorio ocupado por un país extranjero y en 1924 crearon, dentro del marco de la URSS, en concreto en la República Socialista Soviética de Ucrania, la Región Autónoma Socialista Soviética de Moldavia. Su capital fue Balta hasta 1929, año en que fue trasladada a Tiraspol.

Bandera de la Región Autónoma de Moldavia (Fuente:wikipedia)

Bandera de la Región Autónoma de Moldavia (Fuente:wikipedia)

Entre 1925 y 1928 su presidente fue Lazar Kaganovich y entre 1932 y 40, ni más ni menos que Nikita Jruschov.

En 1929 tenía  572 mil habitantes de ellos el 30,1% moldavos, el 48,5% ucranianos, un 8,5% rusos, 8,5% judíos y un 4,4% de  otras nacionalidades.

Moldavia durante el periodo de entreguerras, en la URSS y en Rumanía. (Fuente: wikipedia)

Moldavia durante el periodo de entreguerras, en la URSS y en Rumanía. (Fuente: wikipedia)

Antes de la segunda guerra mundial la URSS recuperó los territorios en disputa con Rumanía: Besarabia y el norte de Bukovina.  La URSS lanzó un ultimatum al gobierno rumano para que abandonara esas zonas y el 28 de junio de 1940 las tropas soviéticas  recuperaron un territorio de unos 50 mil km2 y 3,75 millones de habitantes (solo la mitad moldavos o rumanos). Se formó entonces la República Socialista Soviética de Moldavia, como unión de Besarabia y la Región Autónoma de Moldavia, aunque algunos de los territorios pasaron a formar parte también de Ucrania.

Entre las medidas que se tomaron una de las primeras fue la expulsión de la minoría alemana y la deportación de varios miles de personas a Siberia en el marco de la deskulakización y la lucha contra el nacionalismo rumano.

Durante la Segunda Guerra Mundial la URSS perdió el territorio al ser invadida por la Alemania nazi y por Rumanía. Pero en 1944 lo recuperó.

iv. La República Socialista Soviética de Moldavia

Bandera de la RSS de Moldavia (Fuente: wikipedia)

Bandera de la RSS de Moldavia (Fuente: wikipedia)

Escudo de la RSS de Moldavia (Fuente: wikipedia)

Escudo de la RSS de Moldavia (Fuente: wikipedia)

La nueva Moldavia tenía una superficie de 33,7 mil km2 y una población de  4,337 millones de habitantes en 1989.En 1940 la población era de 2,7 millones de habitantes, de ellos el 70% moldavos.

En 1989 la distribución de la población era: 2,8 millones de moldavos (64,6%), 0,6 millones de ucranianos, 0,6 rusos (13,8% en ambos casos), 153 mil gagausos (3,5%), 88 mil  búlgaros y 66 mil judíos.

Los primeros años tras la guerra fueron bastante duros, hubo hambrunas a consecuencia de los efectos de la guerra, y se calcula que murieron alrededor de 100 mil personas.

El país quedó fundamente agrícola, son famosos aun hoy en día sus vinos, por ejemplo, sin embargo la zona al este del Dniester recibió grandes inversiones industriales, y parte importante de la industria de Moldavia se concentra en esa zona independiente (se dice que el 40% de la producción industrial del país se producía allí, además del 90% de la toda la producción eléctrica).

En cualquier caso, entre los años cincuenta y ochenta se vivio una relativa prosperidad y tranquilidad en la zona, que ha dado pie a una cierta nostalgia por esa época y que probablemente tiene también algo que ver con la popularidad del partido comunista.

Como curiosidad, Leonid Brezhniev fue entre 1950-52 secretario general del Partido Comunista Moldavo.

v. La caída de la URSS y la independencia

Ya en los años 60 o 70 hubo movimientos nacionalistas antisoviéticos, pero sólo en los últimos años de existencia de la URSS empezaró a desarrollarse un movimiento nacionalista moldavo fuerte. Sin embargo, a la par, creció también una reacción a él entre los no moldava de la república (gagauses, rusos y ucranianos).

El 25 de febrero de 1990 se celebraron las primeras elecciones, con el triunfó del Frente Popular Moldavo, nacionalista. Mircea Snegur  se convirtió en presidente de la república. El 23 de junio del 90 el estado moldavo proclamó su soberanía y el 27 de agosto de 1991 la independencia.  El referendum celebrado en la URSS el 17 de marzo del 91 sobre el mantenimiento de la unión fue boicoteado por el gobierno moldavo así que solo se pudo realizar en los centros militares, Gagausia, Transdniester y Bendery, allí el 98% de los votantes se mostró a favor de la Unión (solo pudieron votar 700 mil personas).

El primer presidente de la Moldavia independiente fue también Snegur, que ganó las primeras elecciones y era favorable a una política nacionalista pro-rumana,  lo que aumentó la desconfianza de las otras nacionalidades. Una de las primeras medidas polémicas fue el cambio en 1991 del nombre de la lengua oficial de moldava a lengua rumana.

Ante el temor a la política nacionalista y a la aplicación del moldavo rumano como lengua oficial, en la zona de Gagausia y en Transdniester se proclamó la independencia. Y en 1992 un ejército de voluntarios moldavos armados se dirigió a las zonas que habían proclamado su independencia, produciéndose violentos enfrentamientos. El Transdniester y los gagausos se apoyaron mutuamente.

Sin embargo, la situación de tensión se relajó en 1994, cuando los nacionalistas pro-rumanos sufrieron varias derrotas electorales.  Las elecciones del 24 de febrero las ganó el Partido Agrario, y en el referendum sobre la unidad con Rumanía triunfó el sí a la independencia y el no a la unión. En la nueva constitución, aprovada el 27 de agosto del 2004 se dio autonomía completa a las regiones secesionistas, con lo que Gagausia decidió reintegrarse en Moldavia (no así Transdniester) – el asunto se verá más en profundidad en el próximo artículo- , volvió a cambiarse el nombre del idioma oficial, que a partir de ahora será el moldavo. Se sustituyó también el himno nacional, hasta entonces el rumano.

En abril de ese mismo año Moldavia se adhirió a la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

En abril del 1995 hubo un nuevo intento de los pro-rumanos de que la constitución definiera la lengua “rumana” como idioma oficial. El presidente Snegur fue uno de los artífices del intento, pero la mayoría del parlamento rechazó la propuesta.

En las elecciones del 2001 ganó por mayoría absoluta (71 escaños de 101) el Partido de los Comunistas Moldavos y se eligió un nuevo presidente, el también comunista Vladímir Voronin. En el 2005 se celebraron nuevas elecciones con triunfo comunista, aunque esta vez solo con 56 escaños (mayoría absoluta sobre los 101, pero según la legislación moldava son necesarios 61 escaños para elegir al presidente), por lo que se tuvo que pactar con la oposición, aunque también  Voronin fue elegido presidente;  se formó así un bloque pro-europeo que busca principalmente la integración rápida con la UE.

Los años de gobierno comunista se pueden calificar de éxito ya que ha mejorado la situación económica del país y se ha reducido el nivel de pobreza.

Sin embargo las relacciones con la República secesionista del Transdniester han seguido siendo conflictivas. Solo en los dos últimos años parece que han mejorado algo, sobre todo por las buenas relacciones dentre Moldavia y Rusia, país que hace de mediador.

(continuará)

Fuentes: varios artículos de diversas wikipedias (rusa, húngara, española e inglesa), artículos de prensa: Pravda, Nové Slovo, Népszabadság, Index, Regnum.ru, Kissebség kutatás

Nostalgia por la URSS

En diciembre del año pasado el Centro Levada (Centro Analítico de  Yuri Levada), realizó su tradicional encuesta anual en la que analiza  la opinión de los ciudadanos rusos sobre  la caída de la URSS y el futuro de la CEI.

Según los resultados de la encuesta, la mayoría de los ciudadanos rusos lamenta la desparición de la URSS y piensan que se podría haber evitado su desaparición.

Página del Centro Levada: http://www.levada.ru

Información sobre la encuesta en concreto: http://www.levada.ru/press/2008122401.html

Los resultados de la encuesta son estos (los resultados se dan en porcentaje de encuestados):

EN LA ACTUALIDAD, ¿LAMENTA LA CAÍDA DE LA ANTIGUA UNIÓN SOVIÉTICA EN 1991?

1992

1994

2000

2002

2004

2006

2007

2008

Si

66

66

75

68

67

61

55

60

No

23

19

19

25

26

32

36

30

No sabe/ No contesta

11

15

6

7

7

7

9

10

¿CONSIDERA EN LA ACTUALIDAD QUE LA CAÍDA DE LA UNIÓN SOVIÉTICA FUE INEVITABLE, O SE HABRÍA PODIDO EVITAR?

1998

2001

2004

2006

2007

2008

Fue inevitable

24

29

24

27

30

30

Se habría podido evitar

58

58

65

59

56

55

No sabe/No contesta

18

13

11

14

14

15

EN SU OPINIÓN, ¿QUÉ FUTURO LE ESPERA A LA CEI?

1993

1996

1998

2004

2006

2007

2008

Integración, reforzamiento de las relaciones entre las Repúblicas

9

17

23

25

21

14

19

Larga y trabajosa búsqueda de un consenso

41

34

33

33

37

35

36

Aumento de los conflictos entre las Repúblicas

16

15

8

9

11

12

14

Disolución de la CEI

15

11

13

16

12

16

11

No sabe/ No contesta

19

23

23

17

19

23

20

¿QUÉ FORMA DE RELACIÓN ENTRE LAS REPÚBLICAS DE LA ANTIGUA UNIÓN APOYARÍA PERSONALMENTE?

2001

2002

2003

2006

2007

2008

Unión voluntaria de las Repúblicas que lo deseen en una unión más estrecha

32

27

24

23

23

28

Creación de la URSS según su modelo antiguo

23

21

25

18

16

13

Unión más estrecha de todas las Repúblicas Post-soviéticas de una manera similar a la Unión Europea

15

19

17

19

23

22

Mantenimiento de la CEI según su aspecto actual

13

12

13

17

12

14

Existencia independiente de todas las Repúblicas

12

12

11

12

17

14

No sabe/ no contesta

5

9

10

11

9

9

Published in: on marzo 23, 2009 at 14:52  Comments (1)  
Tags: , , , ,