Mitos estonios sobre la “ocupación soviética” – 1ª Parte

Texto del historiador ruso A. Dyukov:  “Эстонские мифы о ‘советской оккупации'”, editado en su blog:  http://a-dyukov.livejournal.com/56263.html (son apuntes sobre el libro homónimo del mismo autor). Nota:  esto no es la traducción exacta, sino solo un resumen de la primera parte del texto).

El periodo de junio de 1940 al verano de 1941 es llamado en la historiografía estonia “Primera Ocupación Soviética”. Según la versión oficial actual estonia, que no es más que mera propaganda, tras la incorporación del país a la URSS, se desató una campaña de terror contra la población local.

Los historiadores estonios establecen la siguiente división de los acontecimientos de esa “primera ocupación soviética”:

– represión desde la inclusión de Estonia en la URSS hasta la deportación de junio de 1941.
– deportación de junio de 1941
– represión durante los primeros meses de la guerra hasta la ocupación del ejército alemán

Veamos un poco en detalle estos tres periodos.

1. Hasta la deportación de junio de 1941.

Los historiadores cuentan todo tipo de masacres, fusilamientos, arrestos masivos, etc. Se caracterizan por un carácter masivo. Tienen como objetivo exterminar a la élite nacional estonia y mantener a la sociedad en el terror. A nivel oficial, en Estonia se habla de “Genocidio del pueblo estonio” (así aparece en el “Libro Blanco”).

Sin embargo los propios datos de los historiadores estonios no cuadran mucho con el término “genocidio”. Según el propio Mart Laar, historiador y primer ministro en dos ocasiones, durante el primer año de ocupación fueron arrestadas unas 8 mil personas. De ellas 1950 fueron condenadas a muerte (todavía en Estonia).

Pero hay otros datos y no concuerdan con estos. Por ejemplo en el trabajo “Reseña del Periodo de la Ocupación”, distribuido por la página web del Museo de la Ocupación de Estonia, se habla de 1000 personas arrestadas en 1940 y de unas 6000 en 1941. La gran mayoría de ellas fueron declaradas culpables y enviadas a campos a otros territorios de la URSS, donde morirían en su mayoría o serían ejecutadas.

Según esos mismos datos, en 1940 250 personas fueron condenadas a muerte en Estonia. Y en 1941 lo fueron 1600.

Como vemos, los historiadores estonios aceptan un número de entre 7-8 mil detenidos y de ellos 2 mil condenados a muerte.

Perdón, pero eso no es una represión masiva. Y ni mucho menos genocidio. Que a detener durante un año al 0,6 o 0,7% de la población lo llamemos genocidio no deja de ser cuanto menos una exageración brutal.

Pero es que además los datos que manejan los historiadores estonios son también muy exagerados. Podemos comparar esos datos con los que se encuentran en el Fondo de los Archivos del NKVD-MGB.

Veamos en primer lugar los condenados a muerte. Según los historiadores estonios entre 1940-41 fueron alrededor de 2000 en Estonia. Sin embargo, según los estudios del historiador Oleg Mozojin en 1940 en toda la URSS fueron condenados a muerte 1863 personas. En 1941 ese número subió a 23786, de ellos 8 mil lo fueron por motivos políticos. Pero hay que tener en cuenta que la gran mayoría de las condenas a muerte de 1941 tuvieron lugar después de la invasión nazi.

Si calculamos solo los condenados a muerte en toda la URSS durante el periodo de la “primera ocupación soviética de Estonia” (junio 1940-julio 1941), encontramos que la cifra de condenados a muerte en toda la URSS oscila entre 2 y 3 mil.

Parece difícil de creer que todos fueran estonios. Sobre todo si tenemos en cuenta que junto a Estonia, también hubo procesos similares en Lituania y Letonia y también se incorporó a la URSS Ucrania Occidental y Besarabia. ¿O acaso en todas las demás repúblicas de la URSS, a excepción de Estonia hubo una moratoria en la pena de muerte?

Las cifras que muetran los historiadores estonios no son fiables. De hecho en su mayor parte son absurdas. Y hasta los propios historiadores estonios lo perciben así, de hecho en el mencionado trabajo colectivo “Reseña del Periodo de Ocupación” se mencionan también cifras mucho más lógicas. Por ejemplo se menciona que las condenas a muerte en Estonia en 1940-41 no fueron los juzgados civiles los que las impusieron, sino los tribunales militares, en un principio solo el tribunal de la Región Militar de Leningrado, y después el Tribunal Militar del NKVD de la Región del Báltico. Además junto a esto, también actuó el Consejo Personal del NKVD de la URSS. En total, entre 1940 y 1941 en Estonia según los datos de los diversos tribunales locales, solo fueron condenados 300 personas, la mitad de las cuales lo fueron además después de la invasión alemana. Con lo cual los propios autores del “Reseña” considera que en Estonia, desde junio de 1940 hasta julio de 1941, fueron condeandos a muerte 150 personas. El autor, Dyukov reconoce que no sabe si esa cifra es correcta o no, ni de dónde ha salido realmente, pero dice que es bastante más lógica que las otras cifras que se dan, porque no contradicen los resultados totales.

Por supuesto se encontrará gente que dirá que la ejecución de 150 inocentes es un crimen, un crimen del que es culpable el Kremlin. Pero a esa gente se le pueden decir dos cosas. En primer lugar que la diferencia entre 150 ejecutados y 1950 es abismal. Y de hecho, si no existiera esa diferencia los historiadores estonios no tendrían que falsificar las cifras. Y en segundo lugar ¿quién ha dicho que sean inocentes?

NO quiero entrar en la discusión de si hubo condenas a muerte en la URSS a inocentes (estoy seguro de que las hubo), ni de cuántos de los ajusticiados fueron inocentes o culpables. Tengamos en cuenta solo quiénes fueron condenados por los tribunales militares soviéticos en Estonia. Esto podemos hacerlo gracias a los historiadores estonios, que en el 2006 publicaron en Tallinn el libro “Estonia 1940-45”, en el que aparece una lista bastante detallada, aunque cierto que incompleta, de las personas que fueron condenadas a muerte.

Por ejemplo tenemos el caso de dos estonios, condenados el 11 de diciembre de 1940 a pena capital por el el tribunal militar PribOVO, se trata de Aleksandr Pilter y Velo Vesiloo. Ambos nacidos en 1919, ambos participantes en la organización territorial local número 22 del Ejército Rojo. Desertaron e intentaron huir a Finlandia. ¿Cómo podemos decir que no son culpables?

Otro caso: Vladímir Lebedev, condenado el 5 de enero de 1941. Oficial blanco, combatiente en el ejéricto de Denikin, y desde 1932 confidente de la policía secreta estonia en Petseri. ¿También este era inocente?

Arved Laane, comandante de la unidad 42 de fusileros del cuerpo 22 del ejército estonio. Robó 5000 koronas, intentó ocultarse, pero fue arrestado en un restaurante. ¿Otra ovejita inocente?

Piter Taranado, antiguo oficial del ejército zarista, después de la revolución, comandante de la 2 Unidad de Petrogrado del Ejército Rojo. Se pasó a los blancos y luchó en el ejército del general Yudenich, en Estonia colaboró con la policía política local y en la época de la Guerra Ruso-finesa, 1939-40 se preparó para pasar a Finlandia para luchar contra los bolcheviques.

Evald Madisson, agente secreto de la policía secreta estonia y después de la incorporación de Estonia a la URSS, colaborador secreto de la NKVD. Ocultó a la NKVD que había trabajado en la policía política secreta. Además entregó falsas informaciones a su jefe de la NKVD.

Jans Pedak, combatiente estonio, caballero de la Cruz de la Libertad. En el periodo de la denominada “Guerra por la Independencia”, en 1919, comandó una unidad que se encargaba de fusilar a los soldados del Ejército Rojo capturados.

Yo (Dykov) he citado solo una página de la lista, pero la imagen que queda está clara. En primer lugar, no todos los fusilados (ni detenidos) eran estonios. Lo cual desmonta cualquier concepción sobre el “genocidio”. En segundo lugar considerar estos ajusticiamientos como arbitrarios y sin fundamento, es, cuando menos, bastante complicado.

(Fin de la primera parte, cuando pueda iré posteando las siguientes)

Оркестр Че (Orquesta Che)

Orkestr Che es un interesante grupo ruso-ucraniano de art-rock, surgido en el año 2002 en la ciudad ucraniana de Járkov. El miembro más carismático del grupo es su cantante Oleg Kadánov, además guitarra y autor de las canciones y las letras.

Portada del disco "Millenium dorado"

En el año 2005 publicaron su primer disco “Millenium dorado” (Золотой миллениум). En el 2007 publicaron su segundo disco “El final de la euforia. Happy End” (Эйфория закончилась. Happy End) y en el 2010 “Presentimiento del año cero” (Предчувствие нулевого года), disco que pudo ser bajado desde su página web libremente.  Su último disco, también del 2010, es un minialbum  llamado “Robotytseremonnonesutgidrojoboty” (Роботыцeремоннонесутгидрохоботы). Por el momento este último disco se puede escuchar y bajar libremente desde la página web del grupo (en concreto aquí – donde pone “скачать альбом”, o sea “bajar disco”, al final del texto, justo antes de copyright). Por lo demás todos sus discos pueden escucharse en su página (aquí se pueden elegir los diferents discos).

En mi opinión uno de los grupos más simpáticos, originales e interesantes del panorama ex-soviético. Cantan en ruso y en ucraniano.

Algunos videos del grupo:

– Mayakovski (Маяковский): una preciosa canción sobre el gran poeta soviético.De su segundo disco, “El final de la euforia” (2007)

– Música de Vivaldi (Музыка Вивальди): de su tercer disco “Presentimiento del año cero” (2010)

– No sé donde está el sol (Не знаю де солнце): De su segundo disco “Euforia (…)”.

Fuentes: wikipedia, página oficial del grupo

Published in: on abril 14, 2011 at 02:16  Comments (1)  
Tags: ,

La desestalinización: coartada para las élites en el poder y los fascistas

En los últimos tiempos no para de hablarse en Rusia del estalinismo y de la necesidad de la desestalinización. Se han escrito numerosos artículos en prensa o internet mostrando diferentes posturas sobre la cuestión. Uno de los que más me ha gustado ha sido la entrevista que le ha hecho el portal de noticias ruso REGNUM al politólogo ucraniano Andrei Manchuk. El experto muestra muy a las claras cuál es el significado real de la desestalinización. Os dejo aquí, traducido al español, el artículo de REGNUM, merece la pena.

http://www.regnum.ru/news/fd-abroad/ukraina/1393831.html

La “Desestalinización” – intento de crear una coartada para las élites en el poder y los nazis de hoy en día.

Como ha mostrado la experiencia ucraniana, la llamada “desestalinización”, en la práctica tiene muy poco en común con el contenido expresado por el término. Sobre este asunto el corresponsal de la Agencia de Noticias REGNUM en Kíev le ha preguntado, hoy, 12 de abril, al experto politólogo ucraniano Andrei Manchuk.

“A los iniciadores de esta campaña no les interesan las cuestiones históricas – ellos simplemente lo están usando para conseguir sus objetivos políticos en marcha. Cuando los políticos ucranianos muestran sus rostros empapados en lágrimas en recuerdo de las víctimas de la catástrofe del hambre o de la represión estalinista, en absoluto se guían por la necesidad de restaurar la justicia histórica, o por los intereses insoslayables de su propio pueblo. Y es que en los veinte años que llevamos de reformas de mercado, Ucrania, sin ningún Stalin, ha perdido más de seis millones de ciudadanos, y la mayoría de sus habitantes han quedado sumidos en la espiral de pobreza como resultado de la continua crisis social.

Además, los procesos de degradación social en la esfera socio-económica y cultural, en todos estos años, han estado acompañados de frases rimbombantes sobre la lucha con las consecuencias del pasado soviético” – subrayó el politólogo.

“En este sentido oculto de la modernidad, los eslóganes de la “desestalinización” parecen la lucha sin sentido contra los fantasmas del pasado. Sin embargo, de hecho, sus iniciadores persiguen objetivos políticos muy pragmáticos. La campaña ideológica antisoviética – a la cual, en última instancia, pertenece la “desestalinización” – está llamada a justificar la política criminal de las élites post-soviéticas, que ha llevado a una catástrofe social y a la pauperización de las masas populares. Pues ante los crímenes inventados o reales de la época soviética, exagerados por los propagandistas oficiales en los medios de comunicación, nuestra realidad, con la omnipotencia de los oligarcas, la impunidad de los burócratas y “guardianes de la ley”, y la completa indefensión emanada del poder del pueblo, parece no tan lamentable y desesperanzada. Y los tormentosos debates históricos siempre permiten desviar la atención de la situación de crisis en el país”, sigue su razonamiento Manchuk.

Y añade el experto: “En lugar de intentos de un análisis crítico y objetivo de la historia de la URSS por parte de la sociedad, se ha enquistado una concepción propagandística bidimensional sobre una época de mal absoluto, en comparación con la cual todos los males de nuestra actualidad “post-totalitaria” palidecen. Precisamente en esto reside el significado de la propaganda anticomunista. Volviéndose contra el pasado, en realidad sirve de arma de lucha por el futuro de Rusia y de Ucrania. La retórica anticomunista está dirigida no contra el sujeto imaginario enmarcado en la época soviética pasada. Sino que sitúa su objetivo en desacreditar deliberadamente cualquier otro proyecto de izquierdas para la reforma de nuestra sociedad, alternativo al proyecto actual de mercado y liberal burgués. Y al mismo tiempo, debilitar en nuestra conciencia las consecuencias palpables de su dominio de dos décadas en el espacio post-soviético.

Además de eso, la “desestalinización” crea una coartada histórica para actuales nazis de diferentes tendencias. Pues en última instancia, justifica la lucha contra “la URSS totalitaria”, que emprendieron sus líderes ideológicos – en sentido amplio, desde la OUN (Organización de Nacionalistas Ucranianos) y la UPA (Ejército Insurgente Ucraniano) hasta el ROA (Ejército Ruso de Liberación).

Es importante señalar, que las consignas de “desestalinización” han reunido, de manera al menos aparentemente paradójica a los partidarios de ideas liberales y fascistas , en la lucha contra las “graves consecuencias” del pasado soviético. Precisamente por eso las iniciativas anticomunistas de los activistas liberales en Rusia y Ucrania encentran un ardiente apoyo de los ultraderechistas. En Ucrania se reunieron en torno a Yuschenko, Timoshenko y Tiagnibok, y no hay razón para suponer que algo así no se repetirá en Rusia”.

Encuesta sobre preferencia de voto en Rusia (marzo del 2011)

El Centro Analítico Yuri Levada ha publicado su habitual encuesta sobre la intención de voto de los ciudadanos rusos. En concreto se ha preguntado a qué partido votarían si las elecciones a la Duma (el parlamento ruso) se celebraran este domingo. Los encuestados han sido 1600 ciudadanos rusos mayores de 18 años en 130 lugares diferentes de la Federación Rusa.

Los resultados han sido los siguientes:

1. Rusia Unida (el partido de Putin y Medvédev): 57 %

2. Partido Comunista de la Federación Rusa: 18%

3. Partido Liberal-Demócrata de Rusia (el de Zhirinovski): 10 %

4. Rusia Justa (de Serguei Mirónov, un partido socialdemócrata que muchos consideran otro de los grupos creados desde el Kremlin para debilitar al Partido Comunista):  7%

5. Partido de la Libertad de los Pueblos: 2%

6. Yábloko (liberales, pro-occidental): 1%

7. Otros: 2%

Logo del Partido Comunista de l Federación Rusa, dirigido por Gennadi Ziugánov. Es el principal partido de oposición en el país. Fuente: wikipedia

Comparando estos resultados con las encuestas realizadas por el mismo centro en los meses anteriores, la tendencia es un leve descenso de Rusia Unida, que está en los niveles más bajos de popularidad de los dos últimos años (con excepción de abril del 2010 donde estuvo en el 56%). Los comunistas suben, aunque no alcanzan el nivel de hace unos meses (20%). El partido de Zhirinovski baja algo, aunque se mantiene en el porcentaje que más o menos ha tenido en los últimos meses. Rusia Justa tiene una subida importante, del 4 al 7%, aunque tampoco alcanza su record de los últimos meses (8% septiembre del 2009).

El partido de la libertad popular se mantiene en el 2%. Es un partido reciéntemente creado, como coalición de varios partidos liberales y proccidentales, sus dirigentes son Nemtsov (por “Solidaridad”), Ryzhkov (Partido Republicano de Rusia),  Kasyanov (Unión Popular-Democrática de Rusia) y Milov (Elección Democrática). Se hablaba también de la posibilidad de que entrara en la coalición el Frente Civil Unido de Kaspárov, pero Milov lo ha rechazado decididamente.

Yábloko, otro partido liberal, importante en los años 90, durante el gobierno de Yeltsin, sigue siendo apoyado solo por un 1% de los ciudadanos, lejos de sus días de gloria. Se ve que después de la orgía liberal de los 90 a los ciudadanos rusos se han curado de espanto y no parecen muy dispuestos a dar su voto por este tipo de partidos.

Fuente: Levada, wikipedia

Published in: on marzo 29, 2011 at 20:44  Comments (3)  
Tags: , ,

Música de Estonia (2): Aides

Grupo de rock alternativo nacido en el 2002. Suelen cantar en inglés.

– See on kõik

– Tik tak (en inglés)

– Unbelievable (en inglés)

– Sleeping in the Rays (en inglés)

Published in: on marzo 29, 2011 at 19:40  Comments (1)  
Tags: ,

Elecciones parlamentarias en Estonia (2): Resultados

El triunfo en las elecciones celebradas este domingo se lo ha llevado el  principal partido que forma gobierno, el Partido Reformista, que ha conseguido 33 de los 101 escaños del parlamento. El segundo partido de la coalición gubernamental, Patria- Res Pública, ha conseguido también buenos resultados, 23 escaños; en total la coalición sale reforzada de las elecciones con sus 56 escaños, un resultado más favorable que el esperado según las encuestas.

Reparto de escaños:

1. Partido Reformista: 33

2. Partido del Centro: 26

3. Patria-Res Pública: 23

4. Partido Socialdemócrata: 19

La participación ha sido del 63%, y en total 1/7 de los votantes efectivos ha hecho uso del voto a través de internet.

Elecciones al Riigikogu (Parlamento de Estonia) - Fuente: Comisión Electoral (http://rk2011.vvk.ee/chart_0.html)

Elecciones al Riigikogu (Parlamento de Estonia) - Fuente: Comisión Electoral (http://rk2011.vvk.ee/chart_0.html)

Comparando los resultados con los de las últimas elecciones, destaca especialmente la subida de los socialdemócratas (de 9 escaños a 19), el Partido Reformista y Patria-Res Pública suben ligeramente mientras que el Partido del Centro baja un par de escaños. Respecto a los resultados predichos por las encuestas, los cuatro partidos que han entrado en el parlamento han superado las espectativas, especialmente el Partido Reformista y los Socialdemócratas.

Los grandes derrotados han sido los Verdes y la Unión Popular que han perdido su representación parlamentaria (en el caso de Unión Popular ya la había perdido antes, por el abandono de sus diputados de las filas del partido).

De los 101 diputados, 11 son rusos. Hay que tener en cuenta que casi el 26% de la población del país es rusa, y hay una presión institucional muy fuerte sobre esta minoría étnica, muchos rusos ni siquiera tienen pasaporte estonio y no pueden votar en las elecciones. La gran mayoría de los diputados rusos pertenecen a partidos de la oposición: 9 de ellos se encuentran en las filas del Partido del Centro y uno en el Partido Socialdemócrata. El otro diputados ruso es del partido gobernante, el Reformista. El diputado ruso con más votos ha sido Mijaíl Stalnujin del partido del Centro (con casi 8.600 votos).  Nunca antes desde 1991 había habido tantos diputados rusos en el parlamento, aunque aún así, están muy por debajo de lo que se podría esperar por el porcentaje de población rusa del país.

Si en vez de al número de escaños conseguidos, atendemos al porcentaje de votos, los resultados habrían sido los siguientes (total de votantes que han ejercido su derecho: 573 mil):

1. Partido Reformista: 28,6% (164 mil votos)

2. Partido de Centro: 23,3% (133 mil votos)

3. Patria-Res Pública: 20,5% (117 mil votos)

4. Partido Socialdemócrata: 17,1% (98 mil votos)

Otros partidos, que han quedado fuera del parlamento: Verdes, 3,8% (22 mil votos), Unión Popular, 2,1% (12 mil votos); Partido Ruso; 0,9% (5 mil votos); Cristianodemócratas: 0,5% (3 mil), Partido de la Independencia (extremaderecha), 0,4% (2600 votos). Independientes: 2,8% (16 mil votos). De Izquierda Unida no he encontrado datos, pero me imagino que serán bastante malos (menos del 0,4%).

La oposición se ha quejado bastante por el sistema de voto por internet, desde el Partido del Centro se ha afirmado, por ejemplo (ya incluso antes de las elecciones), que no se dan las garantías para evitar un fraude y por lo tanto no es un sistema fiable.

Curiosamente, el candidato que ha conseguido más votos, ha sido el líder del partido de Centro, y alcalde de Tallin, el líder de la oposición, Edgar Savisaar, con algo más de 23 mil votos. Savisaar se ha convertido en el diputado que más votos ha conseguido en las elecciones estonias desde 1991. Andrus Ansip, primer ministro actual, habría recibido 18 mil (en las elecciones anteriores consiguió 22,6 mil votos). El número de votos recibidios por Savisaar seguramente será algo mayor todavía, ya que esta información se hizo pública cuando no se había acabado el recuento total.

Provincias de Estonia (maakond, pl. maakonnad)

Provincias de Estonia (maakond, pl. maakonnad). Fuente: wikipedia

En cuanto a la distribución geográfica de votos, en Tallin ha ganado con bastante ventaja el Partido del Centro, llegando incluso al 40% de los votos en el distrito electoral 2 (Tallinn-Centro, Lasnamäe y Pirita), mientras que los reformistas no han llegado ni al 22%. Solo en uno de los tres distritos electorales de Tallin (Mustamae, Nomme) han ganado los Reformistas (32,3%) frente al Partido del Centro (25,3%).En Tallin los socialdemócratas han tenido resultados por debajo de la media del país.

Además de eso, en otras ciudades importantes, como Tartu (centro del nacionalismo estonio) y Parnu, el partido más votado ha sido el Partido Reformista. En estas zonas, el segundo partido más importante ha sido Patria-Res Pública.

En algunas regiones del centro-este del país (aquellas donde la población rusa es solo una minoría pequeña), destaca el partido socialdemócrata, que ha ganado en el distrito 8 (Järva-Viljandi), con el 27,4% de los votos, por un estrecho margen sobre el Partido Reformista (27,1%). En otras regiones de la misma zona ha ganado el Partido Reformista, pero los socialdemócratas han conseguido muy buenos resultados, como por ejemplo en Lääne-Viru (segundos con el 24,9% de los votos frente al Partido Reformista que ha conseguido el 26,8%). También en las tres provincias del sudeste (distrito electoral 11), los socialdemócratas han logrado muy buenos resultados, 25,8% de los votos, frente al 26,9% del Partido Reformista.

En Ida-Viru, región  con mayoría de población rusa (el 71% de la población es rusa, su capital es Narva, la principal ciudad “rusa” de Estonia) el Partido del Centro arrasa, con casi el 55% de los votos. Los Reformistas apenas tienen el 12,6% de los votos, igualados practicamente por los socialdemócratas (12,5%).

En las provincias más occidentales del país (las islas y Lääne), ha ganado con ventaja el Partido Reformista. Lejos han quedado los socialdemócratas, aunque sus resultados han estado por encima de la media nacional (32,7% frente al 24,1%).

De los doce distritos electorales del país, en ocho ha ganado el Partido Reformista, en tres el Partido del Centro, en uno el Partido Socialdemócrata.

Riigikogu (Parlamento de Estonia, en Tallinn). Fuente: wikipedia

Riigikogu (Parlamento de Estonia, en Tallinn). Fuente: wikipedia

En cuanto a la formación del nuevo gobierno, parece bastante claro que se reanudará la coalición actual. Sin embargo hay incertidumbre en cuanto  al papel de los socialdemócratas, que ya estuvieron en el gobierno en coalición y ahora parecen inclinados a colaborar con ella, así que podrían también formar parte del gobierno.

Fuentes: Index.hu , Página Oficial de la Comisión Electoral, Regnum.ru, Wikipedia

Published in: on marzo 7, 2011 at 14:45  Comments (2)  
Tags: ,

Elecciones Parlamentarias en Estonia (1)

El domingo 6 de marzo tendrán lugar  elecciones parlamentarias en Estonia. Según las encuestas solo cuatro partidos entrarían en Riigikogu (parlamento), todo un acontecimiento,  ya que siempre ha habido más partidos.

Según las últimas encuestas los resultados serían los siguientes:

1. Partido Reformista (Eesti Reformierakond, ER – liberales): 28%

2.Partido Centrista de Estonia (KESK, Eesti Keskerakond – social liberales): 25%

3. Coalición Patria-Res Publica (Erakond Isamaa ja Res Publica Liit – IRP – conservadores): 21%

4. Partido Socialdemócrata (Sotsiaaldemokraatlik Erakond): 16%

Comparando los datos de esta encuesta (realizada por TNS Emor) con los de los útimos meses, la tendencia es a una caída bastante fuerte del partido del gobierno, el Partido Reformista del primer ministro Andrus Ansip (43% de apoyo en noviembre). Otras encuestas también de comienzos de marzo le dan todavía menos apoyo. El Partido Centrista, de Edgard Savisaar, se mantiene estable, Res Pública sube, al igual que los socialdemócratas de Sven Mikser.

Evolución del apoyo a los diferentes partidos estonios según las encuestas de TNS Emor.

(Leyenda: Partido Reformista, Centrista, Patria-Res Pública, Socialdemócratas, VerdesUnión Popular. Fuente: TNS Emor)

Dos partidos parlamentarios quedarían fuera, por un lado los Verdes, sobre los que casi todas las encuestas de los últimos meses señalan que no llegarán al 5% necesario para entrar en el parlamento, y que además parecen cada vez más lejos de ese porcentaje; por otro Unión Popular, con bastantes problemas internos, los 6 diputados que tenía, abandonaron el partido, las diferentes encuestas coinciden en dejar al partido bastante mal parado.  Otros partidos que se presentan, cuyos resultados no reflejan las encuestas por están en índices muy bajos (menos del 1% de los votos) son el Partido Ruso de Estonia (se presenta con el nombre de Selección Rusa), el Partido de la Independencia de Estonia (fascistas), los Demócrata-cristianos de Estonia, e  Izquierda Unida (formada en el 2008 por la unión del Partido de Izquierdas Estonio – comunista – y el Partido Constitucionalista).

La composición del parlamento actual es la siguiente (de un total 101 diputados):

1. Partido Reformista: 30 escaños

2. Partido Centrista: 28

3. Coalición Patria- Res Publica: 19

4. Partido Socialdemócrata: 9

5. Verdes: 6

6. Independientes: 8 (6 de ellos anteriormente de la Unión Popular)

Si los resultados de las encuestas se cumplen, los Reformistas bajarían dos escaños, pero ResPública subiría otros dos. Los centristas bajarían ligeramente (seguramente el escándalo de haber recibido financiación de Rusia les pasará alguna factura),  y el partido que más subiría sería el socialdemócrata, a pesar de haber sido parte del gobierno liberal hasta el 2009.  Los grandes derrotados serían Verdes y Populares que quedarían fuera del parlamento. Teniendo en cuenta esta sitaución, está por decidir si el gobierno de coalición podrá mantenerse. En cualquier caso el primer ministro ha rechazado de plano la posibilidad de una coalición con los centristas, a los que ha echado en cara su pasiva respuesta ante el escándalo de la financiación rusa del partido.

Aunque las elecciones tienen lugar este 6 de marzo, el voto por internet, ya ha empezado (lo hizo el 19 de febrero y ha seguido hasta el 2 de marzo), también se puede votar por SMS a través del móvil.

Por cierto, desde el 1 de enero de este año, la moneda oficial de Estonia es el euro. La oposición considera que la introducciónd el euro tendrá efectos negativos para la población del país (así lo dijo el líder de la oposición, Edgar Savisaar, de los Centristas). La crisis económica ha afectado duramente al país, pero no tanto como a sus vecinos bálticos u otros miembros de la UE, y Estonia parece haber salido ya de ella, al menos por lo que respecta al PIB. Sin embargo el paro es relativamente elevado (10,2% de la población activa).

Fuentes: Regnum, Riigikogu

Published in: on marzo 5, 2011 at 02:33  Comments (1)  
Tags: ,

Música de Rusia y la URSS (4): Grazhdánskaya Oborona – Граждaнская Оборона

El grupo Grazhdánskaya Oborona (Граждaнская Оборона), o “Defensa Civil”, fue uno de los grupos de punk-rock, más conocidos de la época soviética. El grupo se formó en 1984, en la ciudad siberiana de Omsk, y su líder fue el cantante y guitarrista Yegor Letov.  Fue una de las bandas más importantes del llamado “Underground siberiano”. Llegaron a editar 25 discos de estudio.  Tras la caída de la URSS estuvieron vinculados al Partido Nacional-Bolchevique de Eduard Limónov, al igual que otras bandas de punk ruso de la época (por el ejemplo de Letov).  Luego colaboraron con los comunistas de Rusia Trabajadora, de Víktor Anpílov. El grupo se disolvió en el 2008, tras el fallecimiento de Letov.

Entre las canciones más famosas, se encuentran por ejemplo estas:

– No nacen como soldados (Солдатами не рождаются)

– Mi defensa (Моя оборона)

– Canción del soldado rojo (Песня красноармейца)

– Todo va según el plan (Всë идëт по плану)

Published in: on marzo 3, 2011 at 01:05  Comments (1)  
Tags: ,

Música de Rusia y la URSS (3): Kino – Кино. La leyenda.

Kino es sin duda un grupo legendario, quizás el más popular de los que surgieron en la época soviética. Sus canciones son clásicas no solo en Rusia, sino también en muchos otros países de la antigua URSS. Fue un grupo de rock  surgido en 1982 en Leningrado (actual San Petersburgo) y su figura más carismática fue su cantante Víktor Tsoi. Su primer disco salió en 1982, en 1985 ganaron el festival de Rock de Leningrado y editaron su tercer disco “Eso no es amor” (Это не любовь) y desde entonces su carrera ascendió de forma meteórica, hasta el punto de llegar incluso a ser conocidos en países occidentales y realizar numerosos conciertos, no solo en la URSS, sino también en el extranjero. El grupo se disolvió en 1990 tras la muerte en accidente de coche de su figura emblemática, Víktor Tsoi.  El último disco del grupo, “Album negro” (Черный альбом)  se publicó tras el accidente, ya que consiguieron salvar las maquetas. El grupo originalmente grabó nueve discos de estudio, y varios más en vivo, que han tenido una influencia muy importante en la música posterior de la antigua URSS. Muchas de sus canciones han sido versionadas por otros grupos destacados, como los moldavos de Zdob si Zdub (Videli noch – Видели ночь) o la rusa Zemfira (Kukushka – Кукушка).  Su discografía a partir de 1985:

– Eso no es amor (Это не любовь) – 1985

– Noche (Ночь)- 1986

– Grupo de sangre (Группа крови) – 1988

– El último héroe (Последний герой) – 1989

– Una estrella llamada Sol (Звезда по имени Солнце) – 1989

– Álbum negro (Черный альбом) – 1990

Portada del disco "Grupo de sangre" (1988- Группа крови)

Concierto en Leningrado (1987). Sentado: Yuri Kasparian. De pie: Víktor Tsoi.

Algunas de sus canciones más conocidas:

– Cierra la puerta tras de mí, yo me voy (Закрой за мной дверь, я ухожу), del disco “Grupo de sangre” (1988):

– Una estrella llamada Sol (Звезда имени Солнце), del disco homónimo, de 1989:

– El cuco (Кукушка) – del último disco de estudio del grupo, “Album negro” (1990)- no he encontrado un buen video, pero la canción se escucha bien:

– Vimos la noche (Видели ночь) – del álbum “Noche” (1985)

– Noche tranquila (Спокойная ночь) – del álbum “Grupo de sangre” (1988). Concierto en el Estadio Olímpico de Moscú, 1990.

– Quiero cambios (Хочу перемен) – del álbum “El último héroe” (1989). Esta canción se convirtió practicamente en el himno de la perestroika. La grabación es del concierto en el Estadio Olímpico de Moscú de 1990.

Published in: on marzo 1, 2011 at 12:40  Comments (4)  
Tags: ,

La manipulación de la historia y el culto al nazismo en el Báltico (a propósito de un libro)

Un interesante artículo de la revista húngara “Eszmélet” (ya mencionada en alguna ocasión en este blog), en el que con la excusa de la crítica a un libro de historia, se nos muestran los intentos de manipular la historia en los países bálticos, llegándose incluso al punto de justificar el nazismo, como contraposición a la brutal demonización de la URSS.

El libro en cuestión es “The Anti-Soviet resistance in the Baltic States”. Vilnius. Genocide and Resistance Research Centre of Lituania. 2006. Y fue editado en su día con la colaboración de varias instituciones “científicas” de los tres países bálticos.

El autor del artículo húngaro es László Nagy y el título del texto es: “La historia castrada. El síntoma de la weimarización báltica”. Y se puede encontrar aquí, en la página de la revista Eszmélet, en versión original. El artículo fue publicado en el número 81 de la citada revista, primavera del 2009.

He aquí un resumen del artículo:

¿Cómo se vuelve propaganda la ciencia de la historia? Esta cuestión se plantea ya sea intencionadamente o no al leer el volumen de estudios históricos publicados en inglés y dirigido a los países occidentales, por uno de los institutos de historia lituana más destacados: El centro de investigación de la Resistencia y el Genocidio Lituano. La edición, con el título “La resistencia antisoviética en los estados bálticos” es uno de los síntomas de la actividad destructora de la identidad que refuerza el olvido colectivo y la memoria selectiva, y refleja la simplificación de pensamiento público y de visión de la historia tras la caída del comunismo.

(…)

El volumen, que analiza a grandes rasgos la historia de las repúblicas soviéticas bálticas y la resistencia antisoviética, sencillamente ni siquiera tiene en cuenta la ocupación alemana y la resistencia antifascista. Si lo hiciera, inmediatamente se vendría abajo toda su “heroización” de los movimientos antisoviéticos.

[El libro ha sido escrito por importantes historiadores], solo se sale de la lista Mart Laar, que escribe sobre los “hermanos del bosque” estonios, primer ministro de la República de Estonia. Entre todos los autores, Laar es el único que ha “olvidado” escribir las fuentes en las notas a pie de página. Como político le podría ser perdonable, pero Laar ya dice al principio que ha sido el autor del primer trabajo global sobre el movimiento de los Hermanos Del Bosque (publicado en 1992 en estonio en Tallinn) (…). Otro de los problemas que se plantea es que sus fuentes se basan en conversaciones y recuerdos de ciertas personas, y también en uso de ciertos materiales de archivo. La historia oral es un hecho indispensable para alcanzar el mayor grado de objetividad, pero exige, en cualquier caso una postura crítica, y solo entonces es de verdad efectiva. Sin embargo, por desgracia, en el escrito del primer ministro falta una crítica seria de las fuentes.

(…)

El estudio mas completo es sobre la historia de Letonia, aunque la parte más extensa es sobre Lituania, casi la mitad del libro. Solo en el caso de Letonia se habla de la ocupación alemana (por Vineta Rolmane, de una universidad letona), así como de la relación entre la iglesia católica y la resistencia antisoviética, que trata hasta 1990. El bloque temático lituano solo lo trata hasta 1967 y en el caso de Estonia, no sabemos nada de la actividad del clero en el movimiento de resistencia antisoviética.
(…)

Cuando se habla de la oposición contra el régimen soviético en Lituania, Arvydas Anasaukas plantea un extenso estudio de las fuentes … pero solo de las que le interesa. Por ejemplo no menciona obras que contradicen la imagen del movimiento de resistencia que él quiere dar, por ejemplo “El libro negro desconocido”, publicado en la época soviética, editado por Ilia Érenburg y que documenta la eliminación sistemática de la población judía de los territorios soviéticos por los alemanes. La fuente de todos los males es la dictadura “comunista”. Y calla que los guerrilleros anticomunistas asesinaron de la manera más brutal e inhumana a casi toda la población judía y gitana del Báltico.

El autor no se pasa al bando del antisemitismo abiertamente, pero no menciona los crímenes nazis – no al nivel que debería teniendo en cuenta su gravedad. Es más, cuando compara los dos regímenes, el nazi sale mejor parado. Sería de esperar que los autores del volumen rechazaran y criticaran el salvajismo de la resistencia. Pero parece que los nuevos estados nacionales de Europa Oriental han encontrado en la oposición de extrema derecha, filofascista y “nacional” su ideología legitimadora.

La colección de artículos solo valora la ocupación alemana como el daño a la independencia nacional de los estados bálticos, sin mencionar siquiera la liquidación de la población judía o gitana.

El primer texto, de Valentinas Brandisauskas parece incluso justificar la organización filogermana lituana creada en 1940 en Berlín, el LAF (Frente de Activistas Lituanos), y a su milicia creada en 1941, el TDA (Defensa del Trabajo Nacional). Primero mostrando que su objetivo principal era la liberación de Lituania, y en segundo lugar, que sus miembros pertenecían a un amplio espectro político, desde la socialdemocracia hasta la extrema derecha. Pero el autor olvida que muchos comunistas y socialistas se unieron al movimiento nacionalsocialista y desde ese momento daba igual cual hubiera sido su pasado, sino que lo importante es lo que hicieron en esa época sangrienta.
Cuando caracteriza al dirigente de la LAF, Kazys Skirpa, se menciona que su tesis principal era que solo Alemania sería capaz de liberar Lituania de la ocupación bolchevique. Skirpa creía en el eslogan nazi de la reorganización de Europa tras la guerra. Y pensaba que la restauración del estado lituano estaba unida a los objetivos nazis. Tanto en sus declaraciones, como en sus programas podían verse sus principios: culto al dirigente, nacionalsocialismo, alejamiento de los judíos de la vida política y económica, etc. Pero no considera que el antisemitismo de Skirpa fuera algún crimen. Mientras que menciona positivamente las acciones antisoviéticas y de desarme de las unidades del Ejército Rojo en junio de 1941, en el momento del ataque alemán, no menciona ni un solo pogrom contra los judíos o gitanos.

La población judía lituana fue eliminada casi en su totalidad. Para finales de 1941 quedaban solo 40 mil judíos de 220 mil, y todos encerrados en guetos, y después, en 1943-44 fueron asesinados al hacer explotar los guetos, o deportados a campos de concentración. Así, finalmente solo 8 mil judíos lituanos sobrevivieron a la guerra. Viktor Kutorga, médico oncólogo y antifascista, menciona la tragedia que se vivió en Vilnius los primeros días, en junio de 1941, en “El desconocido libro negro”. “Los guerrilleros irrumpieron en las casas de los judíos, asesinaron a los hombres, a las mujeres y a los niños y luego robaron los bienes de las víctimas. El 30 de junio, en un solo día, en la fortaleza de Vilnius fueron asesinados 5 mil judíos, principalmente intelectuales. Los verdugos aquí fueron lituanos, elegidos por los alemanes para la tarea. Obligaron a los judíos a desnudarse, a que se tumbaran en el suelo y luego disparaban ráfagas de ametralladora sobre ellos. (…) El 29 de octubre, en el gueto de Kaunas, donde había 28 mil judíos, pusieron en marcha a las 5 de la mañana a 10 mil hombres, a la novena fortaleza, donde fueron todos asesinados al día siguiente. Especialmente afectó a los intelectuales. (…) Cualquiera que pasaba por allí podía ver los fusilamientos.

En otoño de 1943 soldados húngaros y de las SS tomaron la tarea de acabar con los judíos que quedaban. El 27 de octubre de 1943 los alemanes eligieron a 3.500 mujeres junto con sus hijos y los llevaron a la estación. Allí separaron a los hijos de las madres y los envenenaron. Los niños murieron allí, a la vista de sus madres. Luego golpearon a las madres y las torturaron, por ejemplo clavándoles agujas ardiendo bajo las uñas. Cuando perdían el conocimiento las colgaban de un árbol. Pero tenían cuidado de que no murieran, si veían que estaba a punto de morir las bajaban. Al día siguiente quemaron en la hoguera a los padres. Desnudaron a las madres y siguieron torturándolas.

Junto a los alemanes y sus aliados (entre ellos húngaros), también la población local se encargó de exterminar a los gitanos. De los 300 mil gitanos exterminados en los territorios soviéticos, 10 mil lo fueron en Lituania, lo que representaba la práctica totalidad de la población gitana de Lituania. Hasta hoy en día Hungría, por ejemplo, no ha pedido perdón por los judíos y gitanos exterminados, de hecho ni siquiera es algo conocido por el público.

También la letona Vineta Rolmane hace incapié en la ocupación alemana, sin examinar los crímenes de guerra y contra la humanidad. El ministro imperial (Ostminister) de los territorios ocupados orientales (Ostland), era el famoso teórico de la teoría de las razas, Alfred Rosenberg, supeditado a él estaba Otto Dreschler, Comisario General de Letonia. Aquí, después de que la población aceptara la llegada de los alemanes con alegría, rápidamente se hizo dominante el rechazo hacia los nazis (eso dice Vineta). La actividad de los guerrilleros que luchaban contra los comunistas está justificada como la justa revancha frente a los agravios. Con eso el libro deja atrás el mínimo democrático, que considera la victoria de los aliados frente a los nazis un hecho indiscutiblemente positivo. Además de callar el hecho del holocausto, describe los diferentes grupos antifascistas, que por la falta de una coordinación común, no podían volverse efectivos (el círculo de demócratas civiles dirigido por el profesor Konstantins Cakste, creado en 1941, Partido del Centro Democrático; el Partido Obrero Socialdemócrata Letón, que realizaba actividades ilegales desde febrero de 1942; el Consejo Central Letón, creado en agosto de 1943 por representantes de partidos democráticos prohibidos; el grupo de resistencia surgido en el ejército, del general Janis Kurelis; la revista Tautas balss, editada por la Unión Nacionalista Letona; la agrupación Jaunpulki -Nuevo Ejército – de 50 jóvenes de entre 15 a 18 años que funcionó desde abril hasta julio de 1942).

Rolmane calla que de 70 mil judíos letones apenas 4 mil sobrevivieran la guerra. En los primeros meses de guerra, fueron liquidados 30 mil judíos por los Eisatzgrupp, luego en octubre de 1941, a los sobrevivientes los internaron en el gueto y hasta finales de año fueron asesinados otros treinta mil. A finales de 1943 se cerró el gueto y sus habitantes fueron llevados a Salaspils, y más tarde al campo de concentración de Stutthof.

El conmovedor relato del Holocausto letón está reflejado en el diario de la niña judía de 15 años Sejna Gram, de Preili, y también se puede encontrar en el Libro Negro Desconocido. Los 1500 judíos de la pequeña localidad de Preili fueron exterminados casi en su totalidad. Solo 6 sobrevivieron la guerra. El 9 de agosto de 1941 los nazis ejecutaron a la familia de Gram.

En Rezekne hubo un exterminio similar por parte de los ocupantes. Sobrevivieron 3 judíos de los 6 mil de antes de la guerra. Cuatro días antes de la llegada de las tropas del Ejército Rojo los alemanes quemaron o hicieron explotar más del 70% de los edificios de piedra de la ciudad.

(…)

De los países bálticos, en Letonia era donde el porcentaje de gitanos era mayor, casi todos ellos fueron exterminados. (unos 2500).

Cuando llegó la noticia del ataque alemán a la URSS, los “Hermanos del Bosque” se ocultaron en los bosques de Estonia y comenzaron la lucha contra el Ejército Rojo. Tiit Noormets, consejero de la Sección de Investigación y Publicación del Archivo Estatal Estonio, lo documenta en su estudio, sin embargo calla el holocausto. En Estonia el porcentaje de judíos era pequeño, había unos 5 mil, de ellos solo quedaban mil cuando el Ejército Soviético volvió a recuperar la región. La mayoría fueron ejecutados.

Los mil gitanos de Estonia fueron exterminados. En total, durante la ocupación alemana fueron asesinados 6 mil personas, judíos, gitanos y comunistas o simpatizantes.

Un porcentaje importante de la opinión pública de los Países Bálticos hoy en día no quiere ni darse cuenta de la existencia del Holocausto. Cuando el periódico Eesti Paevaleht organizó una encuesta sobre la cuestión, en la pregunta de si apoyaría que se estableciera un día en recuerdo de las víctimas del holocausto, el 93% respondieron negativamente. Solo un 7% lo aprobó.

El grado de la solidaridad social por los criminales de guerra nazi lo demuestra el hecho de que después de la caída del comunismo, ni siquiera en un caso alguno de ellos ha pagado por sus crímenes. Contra doce emigrantes lituanos en los EEUU, criminales de guerra, se inició un proceso judicial, pero 11 de ellos regresaron a Lituania con la caída del comunismo, entre ellos Alaksandras Lileikis, un alto cargo de la Policía Secreta Lituana (Saugumas), y su suplente, Kazys Gimzaukas.

El juicio solo pudo comenzar cuando por su estado físico ya no podían presentarse ante el tribunal. El primero murió antes de concluir el juicio. El segundo fue condenado, pero debido a su mal estado de salud no cumplió la condena.

Tras la caída del comunismo, en 1991, el gobierno lituano ha perdonado a numerosos criminales nazis perseguidos por el Centro Simon Wisenthal.

Del 36 Escuadrón de Seguridad Estonia, que en agosto de 1942 participó en la matanza de Novogrudok, en Bielorrusia, quedan vivas aún 16 personas, que fueron condecoradas por sus actos en diciembre de 1942. La Oficina de Policía de la Seguridad el Estado rechazó la petición del Centro Simon Wiesenthal para juzgarlos afirmando que no había pruebas para hacerlo, rechazando la opinión del Tribunal Internacional Estonio para la Investigación de Crímenes contra la Humanidad y del único testigo sobreviviente.

En la opinión pública de los países bálticos dominan dos grandes errores:

1. De entre los crímenes nazis y comunistas, los segundos son más graves. No se pueden perdonar los crímenes de los segundos y todos los días hay que recordarle a la sociedad la tragedia.

2. Los judíos son los enemigos de la nación y se los considera a todos comunistas.

El ejemplo más evidente de esta esquizofrenia nacional es Tomas Venclova, poeta lituano que vivió mucho tiempo en la emigración, historiador de la literatura, lingüista, dramaturgo, ensayista y traductor. Su padre, Antanas Venclova, fue un alto funcionario de la época comunista, consejero del pueblo de educación, uno de los escritores más destacados del país, autor del realismo socialista. Tomas ha rechazado hasta tal punto su pasado comunista que en muchas cuestiones sus ideas son nazis. Y Tomas dice también que “no envidio a los dirigentes lituanos de la época, a los que la historia les ofreció solo la posibilidad de poder elegir etre Hitler, Stalin y la muerte.

(…)

La ciencia histórica ha sobrepasado sus propias fronteras, se ha hundido al nivel de la propaganda política y no vemos que ese caída pueda ser detenida. No se distinguen los rasgos de una escritura de la historia objetiva que pudiera salvar la ciencia de la trampa de la weimarización.

http://www.eszmelet.hu/index2.php?act=period〈=HU&item=1150&auth=Nagy%20L%C3%A1szl%C3%B3:%20&info=Eszm%C3%A9let%20foly%C3%B3irat,%2081.%20sz%C3%A1m%20%282009.%20tavasz%29